Prédicas


¡Necesitamos prepararnos para el combate espiritual!
22/08/2015

Estamos caminando rumbo al cielo. Nos estamos preparando para que un día podamos celebrar nuestra Pascua.  Si pudiésemos ver ese camino, veríamos que es accidentado y ...


Jesús sana el corazón atribulado
10/08/2015

Dios hace contigo como una madre con un niño cuando se hace una herida, Él restaura su cuerpo paralizado, calma su corazón atribulado y cuida ...


Diez pasos para saber estar con la persona indicada
03/08/2015

¿Cómo estar con la persona indicada? Este fin de semana, en la sede de la comunidad Canción Nueva en el Brasil, se llevó a cabo el ...


El pecado es una parálisis que nos impide caminar
02/08/2015

La peor herida que traemos, es la herida del pecado. Esta herida solo se puede sanar con el perdón y la absolución de los pecados La ...


Nuestras heridas se vinculan a nuestra historia
02/08/2015

“Si no descubres tus debilidades del alma, los dolores del corazón y de la historia, no sanarás” Hoy el Señor habla en la señal del Sinaí ...


¡Tu fe despierta a Dios!
01/08/2015

“Solamente tu fe puede despertar a Jesús en medio de la tempestad. Los vientos y los problemas no lo despiertan, pero tu fe si” Yo recibí, ...


Jesús nos toca con los sacramentos
19/07/2015

Cuando Dios quiso salvarnos, Él quiso salvarnos por la humanidad de Jesús. Vamos a reflexionar sobre la sanación que Jesús nos quiere dar, en especial la ...


La generación PHN es una generación sanada
17/07/2015

Nuestras heridas son tan profundas que necesitan ser removidas y sanadas por Dios Es una gran alegria participar del Encuentro ‘PHN 2015’ y compartir la Palabra ...


La sanación del corazón a partir del arranque de la amargura
17/07/2015

Toda sanación interior causa libertad Este retiro es de sanación interior, y toda sanación interior causa en nosotros la libertad, es decir, la liberación. La palabra ...


¡Sano tus heridas y te hago feliz!
17/07/2015

Tu alma sanada socorre tu carne cansada  “Él sana a los que están afligidos y les venda las heridas” (Salmo 147, 3). El camino de quien sigue ...