Novena de Navidad – 4° dia

Reza con nosotros el cuarto día de la novena de Navidad

En este cuarto día de nuestra preparación para Navidad, la liturgia nos introduce a la experiencia de Zacarías y el anuncio del Nacimiento de Juan el Bautista. Es un texto que debemos considerar en relación y en contraposición a la anunciación de María, uno ayuda al otro a adquirir su justo significado. Por un lado, la actitud de duda y desconfianza de Zacarías, y por el otro, la actitud de abertura y docilidad de Maria.

Que el testimonio de Zacarías nos ayude a profundizar la actitud que debemos tener frente al Señor.

Motivación del 4º día de la novena de Navidad

:: En este cuarto día de la novena de Navidad, continúa preparando el pesebre. Después de haber colocado la imagen de María y José, de haber puesto el establo, colocamos el pesebre vacío. Manifestamos la falta de algo, el protagonista principal, sin el cual no puede haber navidad.

:: Que cada uno haga una oración al niñito Dios, invitándolo a venir pronto, a llenar nuestro grupo, nuestra familia, nuestra sociedad con Su presencia. Que en esta Navidad, El sea el centro de nuestra celebración.

:: Hacer algún gesto o actitud concreta durante el dia. Si conoces a alguien del barrio o de la comunidad que haya dejado el grupo o que cambió de religión, llámala para compartir, interésate por lo que está viviendo y sintiéndo. Deséale una “¡Feliz Navidad!”

Oración Inicial

:: “En nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. ¡Amén!

Maria, Virgen embarazada, mujer de Dios, Virgen del “si” fecundo. Tu que fecundaste al verbo de Dios y lo llevaste en tu seno durante nueve meses, sintiéndolo palpitar y crecer dentro de ti, experimentando su presencia y siendo transformada por El.

En estos días que anticipan el nacimiento de tu Hijo, queremos acompañarte, queremos estar contigo y aprender de ti a llevar a Dios en el corazón y que nos dejemos transformar por Tu presencia.

Maria, Virgen Embarazada, te pedimos que al acompañarte, seas tú quien interceda por cada uno de nosotros, para que podamos celebrar Navidad llenos de la esperanza de tu Hijo en nuestra vida. María, Virgen Madre, mujer de la espera confiada, pide por nosotros para que en esta Navidad, todos podamos estar más cerca de tu Hijo y así seamos capaces de recomenzar, de perdonar y ser perdonados, de volver a amar, y ser sanados interiormente para celebrar y vivir la vida de Dios en nosotros.

María, Virgen del “si” y de la realización, Virgen Madre del silencio elocuente, ayúdanos a celebrar esta Navidad, teniendo a tu Hijo como centro de nuestra vida. María, pide por nosotros ahora y siempre.

¡Que así sea!”

Reflexión de la Palabra de Dios

Lectura: Lucas 1,12-20

Profundizar el texto. Leerlo varias veces, saborear la palabra, detenerse en ella. Ver los detalles de los personajes. Hacer una lectura gastando tiempo para escuchar al Señor. Ver la actitud de Zacarías, sus dudas, su desconfianza, lo que el Señor espera de él.

Contemplación: Es buscar apropiarse del texto, no mirarlo como expectador, sino ser participante de la escena. Tener una relación personal y directa con los personajes. Usar la imaginación para conocerlos y profundizarlos interiormente.

Oración

Señor, es curioso ver lo que hiciste con Zacarías, cómo no te agradó el hecho de que haya dudado de Ti y por eso, lo dejaste mudo, como dándole un tiempo para meditar en su actitud. Sabes, Señor, mejor que continúe actuando así porque sino, nuestra situación será más dificil. En lugar de castigarnos, danos sed de ti , en vez de dejarnos mudos como a Zacarías, haz que deseemos conocerte, estar contigo y dejar nuestra vida en Tus manos. Señor, danos tu gracia para que respondamos a lo que Tu nos pides, como Tu nos pides.

Señor, en algunas circunstancias, como Zacarías, dudo y desconfío de Ti, por no entender lo que me pasa. Hay cosas que me hacen desconfiar de tu presencia junto a mí. Muchas veces, no lo encuentro en los acontecimientos de mi dia a día, y eso me deja triste, porque no logro ver Tu presencia en algunas cosas que vivo. Por eso Señor, te pido que en esta Navidad, me des un corazón abierto y sensible a Tu presencia en mi vida. Que yo pueda reconecerlo en cada momento en mi dia a dia y que pueda interpretarla de acuerdo con Tu voluntad y Tu amor.

.:Novena de Navidad – 1º Día
.:Novena de Navidad- 2º Día
.:Novena de Navidad- 3º Día
.:¡Navidad, fiesta de la Luz!

Oración Final

Niñito Jesús, tú que vinistea compartir nuestra vida, tú que quisiste hacerte uno de nosotros, en todo igual a nosotros, menos en el pecado. Tu que nos conoces y sabes como somo, mira nuestra vida, nuestras dudas, nuestros miedos, nuestros dolores y nuestras penas, y vienes a ayudarnos, a consolarnos, ven a darnos la gracia para que encontremos en Ti la paz, la alegría y la esperanza. Niño Jesús, en esta Navidad, ayúdanos a creer y confiar más en Ti, ayúdanos a que nos dejemos conducir por ti, a esperar por tus promesas y que seamos dóciles a Tu acción. Niño Jesús, que en nuestras familias crezcamos en la confianza y en la seguridad que sepamos dar espacio a la otra persona, que creamos en ella, que la valoricemos, que la amemos así como Tu la quieres. Niño Jesús, haz que en esta Navidad, cada uno de nosotros sepa perdonar a quien nos hirió y que eso sea curado por el amor mutuo. Niño Jesús, ayúdanos a vivir la alegría de tu nacimiento.

¡Que asi sea! 

Deja un comentario