Novena de Navidad - 8º Dia

Reza con nosotros el octavo día de la novena de Navidad

En el octavo día de nuestra preparación para el Navidad, la liturgia presenta el nacimiento de Juan Batista.

Es una pasage que ayúdanos a ver la actitud de Zacarías y de Isabel, que buscan la fidelidad a lo que el ángel ha ordenado, dando al hijo el nombre de Juan. Así como Zacarias quedó mudo ante el anuncio del ángel, ahora tu lengua se suelta para alabar y bendecir al Señor.

Motivación del 8º día de la novena de Navidad

En este octavo día de la novena de Navidad, sigue preparando el presépio. Después de haber puesto la imagen de Maria, de José, de los pastores y animales, ponemos la estrella.

Que cada uno de nosotros deje la própria vida en las manos del Señor, bendiciendo por todo lo que Él hizo por nosotros.

Haga un gesto concreto de sensibilidad y generosidad con una familia que estará sola o para algún miembro. Invita para rezar mañana o para la Misa de Navidad, sea presencia para ellos.

Oración Inicial

:: “En nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo ¡Amén!

Maria, Virgen embarazada, mujer de Dios, Virgen del “si” fecundo. Tu que fecundaste al verbo de Dios y lo llevaste en tu seno durante nueve meses, sintiéndolo palpitar y crecer dentro de ti, experimentando su presencia y siendo transformada por El.

En estos días que anticipan el nacimiento de tu Hijo, queremos acompañarte, queremos estar contigo y aprender de ti a llevar a Dios en el corazón y que nos dejemos transformar por Tu presencia.

Maria, Virgen Embarazada, te pedimos que al acompañarte, seas tú quien interceda por cada uno de nosotros, para que podamos celebrar Navidad llenos de la esperanza de tu Hijo en nuestra vida. María, Virgen Madre, mujer de la espera confiada, pide por nosotros para que en esta Navidad, todos podamos estar más cerca de tu Hijo y así seamos capaces de recomenzar, de perdonar y ser perdonados, de volver a amar, y ser sanados interiormente para celebrar y vivir la vida de Dios en nosotros.

María, Virgen del “si” y de la realización, Virgen Madre del silencio elocuente, ayúdanos a celebrar esta Navidad, teniendo a tu Hijo como centro de nuestra vida. María, pide por nosotros ahora y siempre.

¡Que así sea!”

Reflexión de la Palabra de Dios

Lectura: Lc 1,57 – 66

Aprofunda-se en el Evangelio. Lea la palabra y detengala. Vea los detalles de los personajes. Haga una lectura gastando tiempo para conocerla, escuchando al Señor.

Contemplación: Sugestión de Reflexión: Intenta apropiarse del texto, no mire como espectador, pero como participante de la sena. Tenga una relación personal y directa con los personajes, utilice la imaginación para conocerlos y profundizar interiormente en ellos.

Oración

Señor, vengo como tu entregaste la gracia a Zacarias y a Isabel, para generar una vida, para ser padres en su vejez, y como ellos supieran responder a la invitación que tú les hiciste, pido-te que bendiga a cada padre y a cada madre de familia.

Que cada padre tenga la fortaleza que tuvo Zacarias, la fe es la entrega de Jose, la disposición y apertura de corazón para ser, en todo momento, un instrumento tuyo, para que los hijos vean en los padres un ejemplo y testimonio. Llena también, Señor, el corazón de cada mujer que es madre, para que, con tu ternura y tu amor, puedan transmitir el amor que tú tienes. Hace Señor, que nuestros hijos encuentren la alegría y la felicidad en la alegría de tus hijos. Que cada familia sea reflejo de la familia. Que en todas haga paz, amor, alegría, felicidad, como había en la tuya.

¡Que así sea!

.:Novena de Navidad – 1º Día
.:Novena de Navidad- 2º Día
.:Novena de Navidad- 3º Día
.:Novena de Navidad- 4º Día
.:Novena de Navidad- 5º Día
.:Novena de Navidad- 6º Día
.:Novena de Navidad- 7º Día
.:¡Navidad, fiesta de la Luz!

Oración Final

Señor Jesús, estamos llegando al fin de nuestra novena, tu fiesta está llegando, y eso llenamos de alegría, pues vemos que tu, o Dios eterno y todopoderoso, quisiste tener una familia, buscaste una mujer para ser tu madre, tuviera Jose como padre y con ellos formaste una familia. Fue donde aprendiste el arte de vivir, donde recibiste cariño y afecto, donde sentiste el abrazo de una madre, donde tenía la mano firme un padre, de quien aprendiste a dar valor a la vida.

Señor, en esta víspera de Noche feliz, pedimos que llene de bendiciones este lugar, que podamos sentir tu presencia en medio de nosotros, que tu seas el centro de nuestra vida, inundando-nos de amor y de paz, que nos concede la gracia que querer cada vez más, que cada dia nuestra familia crezca en el amor, en la comprensión, en la entrega mutua, en el interés y preocupación con el otro.

Señor, tú que tuviera una familia, bendice la mía, llénanos de gracia para que cada dia te imitemos más y más, y busquemos vivir como ustedes vivieron Señor Jesús, bendícenos y que mañana, a la celebración de tu nacimiento, te sintamos junto a nosotros y usted nos llene de alegría y paz.

¡Que así sea!

Deja un comentario