Promesas de Jesús Misericordioso a Santa Faustina

En el Diario de santa Faustina, leemos algunas promesas de Jesús:

Foto: Archivo CN

48 – Prometo que el alma que venerar esta imagen no perecerá. Prometo también, ya aquí en la Tierra, la victoria sobre los enemigos, especialmente en el momento de la muerte. Yo mismo la defenderé como Mi propia gloria.

206 – Mi hija, mira para el abismo de Mi misericordia y que puedas dar a esta misericordia alabanza y gloria. Haz de la siguiente forma: reune todos los pecadores del mundo y sumerge en el abismo de Mi misericordia. Mi hija, quiero entregar las almas, deseo almas. En Mi fiesta, en la Fiesta de la Misericordia, andaras todo el mundo y trae las almas que están desanimadas a la fuente de Mi misericordia. Yo las curare y fortalecerá.

El Sangre y el Agua del lado de Jesús

299 – Una vez, cuando el confesor mando que yo preguntase a Jesús lo que significaban aquellos dos rayos en la imagen, respondí a él: ‘Muy bien, preguntare al Señor’. Durante la oración, escuché estas palabras interiormente: ‘Los dos rayos representan el sangre y el agua: el rayo pálido significa el Agua que justifica las almas; el rayo rojo significa el Sangre, que es la vida de las almas. Los rayos lanzaron de las entrañas de Mi misericordia cuando, en la cruz, Mi corazón agonizante fue abierto por la lanza. Estos rayos defienden las almas de la ira de Mi Padre. Feliz aquel que vive a su sombra, porque no va ser afectado por el brazo de la justicia de Dios. Deseo que el primer domingo después de la Pascua sea la Fiesta de la Misericordia’.

300 – +Pide a mi siervo fiel que, en ese día hable al mundo entero de esta Mi gran misericordia, que aquel que, en ese día, se acerca de la Fuente de la Vida, lograra perdón total de las faltas y de los castigos. +La Humanidad no encontrara la paz mientras no vuelve, con confianza, para Mi misericordia. +¡Oh! ¡Como me hiere la incredulidad del alma! esta alma confiesa que soy Santo y Justo y no cree que soy Misericordia, no cree en Mi bondad. Incluso los demonios respetan Mi justicia, pero no creen en Mi bondad.

Lee más:
.:Santa Faustina Kowalska, apóstol de la Divina Misericordia
.:Coronilla de la Divina Misericordia
.:¡Vivamos la misericordia mientras hay tiempo!

Coronilla de la Divina Misericordia

1320 – Las tres horas de la tarde, implora Mi Misericordia especialmente por los pecadores y, al menos por un breve tiempo, reflexiona sobre Mi Pasión, especialmente sobre el abandono en que Me encontré en el momento de la agonía. esta es el momento de gran misericordia para el mundo entero. Permito que entres en Mi tristeza mortal. En este momento, nada negaré a alma que pedirme por Mi Pasión.

1572 – Recuerdo, Mi hija, que todas las veces que me escuchares y escuchar el reloj, a las tres de la tarde, debes sumergir toda Mi misericordia, adorando y glorificando. Implora la omnipotencia de ella en favor del mundo entero y especialmente de los pobres pecadores, porque, en ese momento, fue abierto para toda el alma. En este momento, conseguirás todo para ti y para los demás. En este momento, se realizo la gracia para todo el mundo: la misericordia venció la justicia. Mi hija, busca rezar, la Vía crucis, entra al menos por un momento, en la capilla y adora Mi Corazón, que esta lleno de misericordia en el Santísimo Sacramento. Si no puedes ir en la capilla, pon en oración donde estés, aún que sea por un breve momento. Exijo honra a Mi misericordia de toda creatura, pero de tí en primer lugar, porque te he dado conocer más profundamente este misterio’.

Fuente: Devocionário a la Divina Misericordia – Canção Nova

Deja un comentario