¿Cómo se manifiesta la cultura de la muerte en la sociedad?

La cultura de la muerte es una cultura de autodestrucción

Será una prédica y también una formación, pues hablaremos de la cultura de la muerte. ¿Qué es la cultura de la muerte? Ese término fue utilizado por el Papa San Juan Pablo II para describir toda la realidad que estamos viviendo en los tiempos actuales, cuando vemos que existe una cultura de la muerte.

Se manifiesta en los jóvenes por medio de sus elecciones que dañan sus vidas. Cuántos jóvenes se destruyen con el uso de drogas, sexo sin reglas y, sobretodo, espiritualmente, ¡porque el salario del pecado es la muerte!

Existe una cultura de autodestrucción en la juventud, pero no solamente en ella, sino en la sociedad en general; sin embargo, entre los jóvenes es más evidente.

Padre Paulo Ricardo. Foto: Roger Ferrari/cancionnueva.com.es

Ejemplo de cultura de la muerte

Vean la cultura de la contracepción, del aborto, es una de las formas de la cultura de la muerte, porque vemos, con toda claridad, la promoción de esa realidad. ¡Para los brasileros o brasileras, descriminalizar el aborto es una tragedia! No queremos cambiar la legislación, pero existen algunas personas que intenta, de varias formas, hacer que el aborto sea permitido por ley.

Terminar con la vida en el vientre de una madre no es un derecho, pero van empujando e inventando un nuevo lenguaje que sea más aceptado por la sociedad para impregnarla de esa cultura. La ciencia nos muestra que un niño, en el vientre de su madre, es una vida humana desde la concepción.

La cultura de la muerte comienza cuando las personas no logran distinguir bien las cosas. El padre de la mentira va robando la verdad, luego, como consecuencia, surge la cultura de la muerte.

El milagro de la vida empieza cuando el espermatozoide se une al óvulo. Allí nace un alma, por eso, el cuerpo de la mujer es un santuario de la vida. Por eso, el padre de la mentira intenta profanar ese santuario.

En el vientre de la mujer hay una vida humana, por eso hace parte de la cultura actual el uso de anticonceptivos; y éste método es una bomba de hormonas, que no deja que óvulo sea fecundado. Si estás contra el aborto, ten en cuenta que, dentro del anticonceptivo, existe la posibilidad de cometer un micro-aborto del tamaño de un grano de arroz.

Relación sexual

Existe una diferencia enorme entre el sexo del ser humano y el del animal. Cuando el ser humano tiene una relación sexual, existe la posibilidad de que salga triste, con el sentimiento de sentirse usado, pero con los animales eso no pasa. La relación sexual une a las personas, por eso no fue hecha para ser usada y arrojada afuera.

.:Vida en el Espíritu Santo
.:Mundo de los placeres
.:No tengas miedo de descubrir tu vocación

Ideología de género

Existen tipos de asociaciones y no “tipos de familia”. La relación hombre y mujer, cuando es descartable, está errada; así también la familia que es marcada por el divorcio, el adulterio, sexo pre-matrimonial, sino cuando solamente se juntan, no es una familia. Ser familia es ser “hasta que la muerte los separe”, o sea, son lazos eternos, que no pueden ser disueltos.

La cultura de la muerte vive de dejar las cosas que son claras sean oscuras, o sea, la persona no logra distinguir una familia de una relación descartable. La Iglesia nos dice y nos pide que paremos de maltratarnos y escuchemos la sabiduría de los santos y de Jesucristo.

Reflexiona: “Conocerán la verdad y la verdad los hará libres”. La verdad no es la ideología de un gobierno, de un partido o, ni siquiera, de un predicador, pero debemos estar dispuestos a escuchar la verdad, porque, muchas veces, es dolorosa. Por eso huimos de ella. Sin embargo, la verdad nos va a liberar.

La cultura de la muerte comenzó con una piedrita, cuando los vínculos familiares comenzaron a disolverse por eso, construye tu familia y entrega tu vida a Dios.

Padre Paulo Ricardo
Sacerdote de la Arquidiócesis de Cuiabá – MT
Prédica durante el Campamento “Revolución Jesús” 2019

Deja un comentario