¡Para Dios nada es imposible!

En la Primera Lectura, en el Libro de Génesis, destacamos Dios diciendo a la serpiente: “Voy poner enemistad entre ti y la mujer, entre tu descendencia y la de ella. Esta te va herir la cabeza y tu te va herir el talón”. Otras traducciones dicen “Voy poner enemistades”, porque en el Hebraico, no habían palabras que muestran el superlativo: buenisimo, santissimo.. Por eso, por ejemplo, Padre de las Misericordias quiere decir misericordiosísimo.

La mujer que fue dicha en la Palabra es María, entonces, podríamos hasta decir: “Voy poner enemistades entre ti y María”. La descendencia de María, en primer lugar, es Jesús y, en según lugar, todos nosotros que nos ponemos debajo de su protección.

Foto: Bruno Marques/cancionnueva.com.es

En la Segunda Lectura, destacamos: “En Cristo, él nos eligió, antes de la fundación del mundo, para que seamos santos e irreprensible por medio de su mirada, en el amor”.

En el Evangelio, vemos el ángel decir a María: “¡Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo!”. María vio que era mucho para ella ser llamada de “llena de gracia”, pero este era el nombre de ella. Ella, entonces, quedo perturbada. El ángel se dio cuenta y dijo: “Vas a concebir y dar luz a un hijo, y vas a poner el nombre de Jesús. Él va ser grande, va ser llamado Hijo del Altísimo, y el Señor Dios te va dar el trono de su padre David”.

Delante de todo eso, María preguntó para el ángel: “¿Como eso va ocurrir si no conozco ningún hombre?”. María había hecho un compromiso de virginidad. El ángel explicó a ella: “El Espíritu vendrá sobre tí”.

Una cosa curiosa, que ayudo mucho María comprender y aceptar, fue cuando el ángel dijo:

“También Isabel, tu parienta, concibió un hijo en la vejez. Este ya es el sexto mes de aquella que era considerada estéril, porque para Dios nada es imposible”.

“Para Dios nada es imposible”. En aquella situación, viendo el ángel decir que nada era imposible para Dios, ella se volvió para él y dijo: “¡Aquí estoy la sierva del Señor; hágase en mí según tu palabra!”. Y así, el verbo de Dios se puede hacer carne y engendrado en el vientre de María.

Cuando fui ordenado, en el día 8 de diciembre de 1964, entre lleno de voluntad en el trabajo. Comence con pequeños encuentros y fue avanzado. No había musicas para los jóvenes, pero, con la gracia de Dios, fui creando una por una. Fuimos avanzado, haciendo en varias ciudades.

.:En Ti confio Señor y celebró la victoria
.:Con Jesús venceremos nuestras neurosis y heridas
.:Es feliz la nación que tiene el Señor como Dios

En el año de 1978, en la Fiesta de Cristo Rey, iba ser el final de los encuentros de orazión. Elegí ir de tren para Queluz (SP) – Brasil, donde estaba nuestra casa de encuentros. En el camino, Dios fue me iluminando para hacer una invitaciín a los jóvenes, para oferecer a ellos que dejasen todo para seguir a Él y crear una comunidad. Comenzamos con 12 personas, y fue así que surgió la Comunidad Canção Nova (Canción Nueva), que completa 42 años. Hoy, Canção Nova (Canción Nueva) esta por todo el Brasil y otros países también.

Hoy, también estamos celebrando los 30 años de TV Canção Nova (Canción Nueva). Comenzamos con la Radio, pero fuimos animados por los acontecimientos.

Muchas personas, mucho tiempo, son socias, y muchas otras comenzaron ahora, pero tiene participación en todo lo que construimos. ¡Estamos muy agradecidos!

Foto: Bruno Marque/cancionnueva.com.es

Monseñor Jonas Abib
Fundador de la Comunidad Canción Nueva
Homilia durante el Evento ‘Hosana Brasil’

Deja un comentario