La perseverancia nos guía a la victoria

Nuestra perseverancia necesita ser alimentada por una buena memoria

La Palabra de Dios en Hebreo, capitulo 10, dice que la perseverancia es importante para cumplir la voluntad de Dios y ella nos lleva a tomar posesión de aquello que el Señor nos prometió.

La Palabra meditada esta en Números, capítulo 13 e 14. El pueblo de Israel había sido libertado de la esclavitud del Egipto por el brazo de Dios. El pueblo vio Dios abrir el mar rojo y ellos caminan a pie. El pueblo ya estaba liberto de la esclavitud, pero aún no tenían logrado la tierra prometida. Dios ordeno a Moisés que reúne un grupo de hombres para hacer el papel de exploradores en la tierra de Canaã.

Entre los hombres elegidos por Moisés, había dos hombres llamados Caleb y Josue. Este grupo fue hasta la ciudad de Canaã y pasaran cuarenta días en esta ciudad y volvieron con muchos frutos, además el pueblo de allá era muy bravo.

El pueblo quedo revuelto y quería tirarle piedra a Moisés, y decían: “¿Porque nos trajo aquí, Moisés?”. Moisés se postro a los pies de Jesús pidiendo misericordia. Moises convencio a Dios, diciendo: “No castigo a tu pueblo”. Dios sentencio aquel pueblo a caminar durante cuarenta años por el desierto.

La perseverancia esta conectada al pasado, presente y futuro.

Una lección muy importante sobre la perseverancia: ella esta conectada y siendo alimentada por el nuestro pasado, presente y futuro. Este pueblo se olvido de los beneficios de Dios. Nuestra perseverancia necesita ser alimentada por una memoria.

Yo no sé que tienes, pero tu vida no esta hecha solo de cosas malas, dolores o perdidas. La vida del hombre, que es la imagen de Dios, tiene dignidad. Nuestra vida es mucho bendecida para olvidarnos que somos amados por Dios. El pueblo que tiene buena memoria es bendecida por Dios. Necesitamos recordar de las cosas buenas que ya sucedieron en nuestra vida.

Alexandre Oliveira. Foto: Andréia Britta/cancaonova.com

La fe nos proyecta

En la última predica del padre Léo yo estaba en medio del publico, he llorado con las palabras de él. En un de los momentos de la predica, él dijo: “Yo sabía que necesitaba estar aquí en este día para cantar la victoria de Dios en mí vida. El cancer quito todo de nosotros, quita nuestra dignidad. Nosotros nos convertirnos como un “cualquier” en la cama […..] Pero permanece la fe. Esta nadie quita, ni el diablo. Quien tiene fe no perdió nada, porque ella nos proyecta cuando estamos más cansados y doloridos”.

La perseverancia es alimentada por buenas memorias. Canción Nueva es una señal del poder de Dios, aquí estamos en el sobrenatural de Dios, y jamás podemos olvidar de eso.

No nos olvidamos de todo que Dios en nuestra vida

Coremos el gran riesgo de perdernos nuestra memoria, de olvidarnos de aquello que Dios hizo en nuestra vida. Miremos para el pasado con gratitud y no con tristeza, digamos “Hosana” por nuestro pasado.

Existe una meta para nosotros, una tierra prometida llamada: Cielo. El Señor volverá y eso no puede ser motivo de pánico para nosotros.

Vamos pelear por el Cielo

Fue un año dificil para nosotros, peleamos por causa de política, de salud, de fútbol. ¿Tu eres bueno de pelea? Quiero darle un buen motivo para pelear: por el Cielo. ¡La Iglesia necesita de personas que pelean por el Cielo! Miremos para nuestro pasado y digamos: “Hasta aquí el Señor me ayudo, mi meta es el Cielo”.

El tiempo presente es el tiempo del Espíritu y del testimonio, en este tiempo exige un “ahora de Dios”, el mismo ahora que Pablo Apóstol muestra en la Carta a los Corintios: “Es ahora el momento favorable. Es ahora el día de la salvación”.

¿Si hoy fuera el último de tu vida, como te gustaría vivirlo? Alabamos y bendecimos al Señor, miremos para nuestro pasado y alabemos. Coja todo tu sufrimiento y ponga en una caja, coja otra caja y ponga todas las cosas buenas que el Señor ya te dio y alabe a Él.

.:El Señor nos ama y nos honrará con la victoria

Alexandre Oliveira
Misionero de la Comunidad Canção Nova
Hosana Brasil 2018

Deja un comentario