10 consejos para vivir la castidad en el noviazgo

24/08/2016

La castidad es una forma segura de proteger el amor entre un hombre y una mujer

¿Tu vives la castidad? ¿Quieres que tu relación sea para siempre? ¿Es difícil controlar los deseos sexuales? ¿Tu eres un luchador que desea vivir la santidad en el noviazgo? Entonces, este artículo es para ti.

La castidad es una forma segura de proteger el amor entre un hombre y una mujer. Es un medio seguro de promover el discernimiento entre la pareja de noviazgo para la opción del matrimonio. Pero eso; ¿qué significa? La Iglesia enseña que “la castidad es una energía espiritual, que protege el amor contra el egoísmo y la agresividad y el lleva para la realización”.

Si tu quieres proteger tu noviazgo del egoísmo, de la agresividad, vive la castidad. No vivas eso solo porque la Iglesia lo pide, sino porque quieres valorizarte y proteger el amor entre tú y tu enamorado(a), caminando para la realización. “La castidad implica un aprendizaje del dominio de sí, que es una pedagogía de la libertad humana. La alternativa es clara: o el hombre controla sus pasiones y obtiene la paz, o se deja dominar por ellas y se hace desgraciado” (Catecismo de la Iglesia Católica 2339).

10 consejos para vivir la castidad en el noviazgo-dentro

Por eso, vamos para los 10 consejos para vivir la castidad en el noviazgo.

1. Decisión: Vivir la castidad requiere una decisión personal y de los dos. No basta solo querer; es necesario que los dos luchen por esta virtud. Después de todo, cuando uno no quiere, dos no pelean.

2. Autoconocimiento: El Autoconocimiento es fundamental, porque es necesario conocerse para delimitar tus limites. ¿Cuáles son tus debilidades? ¿Cuáles son las áreas de tu cuerpo que son más sensibles? Es importante que compartas con tu enamorado estos puntos para que él o ella te ayude, no provocando.

3. Calma: El autocontrol es esencial para no entregarse a los impulsos sexuales. Una persona libre para amar es aquella que consigue controlar y no entregarse a los deseos de la carne. Es importante entender que un “no”, en un momento caliente en el noviazgo, es un “sí” al amor. Por ejemplo: cuando la mujer esta en el periodo fértil de su ciclo mestrual, ella esta preparada para tener una relación sexual. Por eso, una elección sabia es estar en lugares abiertos o invitar amigos para salir.

4. Vida de oración: El diálogo con Dios que le dará la gracia sobrenatural y la fuerza necesaria para luchar contra un impulso natural. “Estén despiertos y recen para que no caigan en la tentación. El espíritu es animoso, pero la carne es débil” (Mt 26,41).

5. Diálogo: El noviazgo es un tiempo adecuado para conocerse y darse a conocer. El medio más seguro para hacer esta puente es el diálogo. Cuando dices lo que esta en tu interior y incluso lo que ya ocurrió en tu historia, se dan uno al otro la oportunidad de conocerlo y darle la bienvenida. Por eso, es importante que te expreses sobre tu sexualidad. Cuando él o ella avanza en algo; ¿te sientes usado? ¿Cómo te sientes cuando él o ella no respeta tu límite? Una buena conversa puede ayudar en esta lucha.

6. Mortificación: Aprendí con mi director espiritual que es necesario mortificarse para lograr el autodominio y autocontrol de si. Ofrezca algo que te gusta mucho, sea una comida, bebida o cualquier otra cosa que le cuesta mucho, por tu noviazgo. La castidad requiere sacrificios.

7. Perseverancia: No desistas en tu primera caída. Si te caes, levántate, confiesate y empieza de nuevo.

8. Cuenta con la intercesión de los santos: Pide ayuda de los santos de devoción para vivir una vida pura y casta. Yo siempre pido ayuda a mis amigos del cielo. Pier Giorgio Frassati, San Francisco de Asis, San Juan Pablo II y Santa Teresita. Haz la experiencia.

9. Luche: Vive la castidad quien es un luchador(a), quien lucha contra si mismo. Me gusta mucho de un pensamiento de San Agustín: “Mientras vivimos, luchamos; si seguimos luchando es señal de que no nos hemos rendido y de que el Espíritu bueno habita en nosotros. Y si la muerte no nos encuentra como vencedores, debe encontrarnos como luchadores”.

10. Pedir el Espíritu Santo de Dios: El Paráclito es aquel que le ayudará a vivir todas los otros consejos. Pide siempre la ayuda de Él en esta lucha por la pureza, por la castidad y santidad.

¡Dios bendiga tu noviazgo y tu decisión de vivir un noviazgo santo que los llevara al cielo!

Lee más:
=>La castidad no es para los ángeles

Traducción: Thaís Rufino de Azevedo

Fernanda Soares
Misionera de la Comunidad Canción Nueva

Un comentario para “10 consejos para vivir la castidad en el noviazgo”

  1. pati Dice:
    24/08/2016 às 18:07

    Gracias

Comentarios