8 consejos para quien quiere vivir la castidad

31/01/2014

Una generación de jóvenes que busca la santidad

Hay una generación de jóvenes que busca la santidad, y uno de los grandes desafíos de esa juventud es vivir la castidad. Por eso, coloco abajo algunos consejos para aquellos que desean esa virtud:

Castidad

1. Participar de la Santa Misa, si es posible todos días. La Celebración Eucarística es el gran encuentro con Jesús, es Él quien se hace pan, que nos trae vida en abundancia. Su constancia producirá diversos frutos, dentro de ellos, la fortaleza.

2. Oración personal, comunitaria y rezo del Santo Rosario. Estar en contacto con Dios nos permite profundizar nuestra amistad con Él. ¿Qué amigo quiere decepcionar a otro? Por lo tanto, rezar nos permite ser libres para vivir la voluntad del Señor. Al rezar el Rosario, comienza con una Ave María, luego con dos… Cuando te des cuentas, estarás rezando el Rosario. La Virgen María, es tu gran auxiliadora, no te olvides de eso.

3. Ayunar: El ayuno, bien practicado, por más simple que sea produce frutos como la disciplina y el autocontrol.

4. Leer la Biblia. Es necesario buscar la lectura y la reflexión diaria de la Palabra. Muchas veces, estaremos como Jesús en un desierto; el demonio intentará convencernos de que debemos pecar contra la castidad. Pero es posible combatirlo con el auxilio de Dios, por medio de Sus palabras.

5. Buscar el Sacramento de la Reconciliación. Los santos siempre se confesaban. ¿No sería bueno hacer lo mismo? La confesión renueva nuestra amistad con el Señor y trae paz y ánimo necesarios para continuar la caminata. ¿Caíste? ¿No consigues arrepentirte? Pide ayuda a Dios. ¡Levántate!

6. Pensamientos, palabras y miradas dirigidos al Cielo. Ante las fragilidades, es necesario que siempre sean evitados el pensamiento, la palabra y la mirada impura. ¡Es necesario cortarlos de raíz! Si existe un ambiente, un sitio o alguna ropa que no trasmite pureza, es mejor recorrer otro camino. Recuerda: ¡una perdida pequeña se puede transformar en una inundación!

7. Huye del pecado. Ese tipo de fuga no es cobardía; al contrario, es de valientes. Muchas veces, el muchacho o la muchacha piensan que son capaces de soportar la tentación. ¡Cuidado! Camufladamente, eso puede ser falta de humildad. El cristiano debe comprender cuáles son sus límites.

8. Castidad como objetivo. Muchas veces, el joven quiere vivir la castidad, pero, por falta de determinación, acaba cayendo en pecados que podrían ser evitados. Es necesario levantar para uno mismo esa bandera. ¡PHN, “Por hoy no quiero pecar”! Joven, que Dios ilumine y presente caminos más seguros para que alcances la castidad. Recuerda lo que San Pablo le dijo al joven Timoteo: “Tórnate modelo para los fieles en modo de hablar y de vivir, en la caridad, en la fe y en la castidad”

¡Nuestra Señora de la Pureza, ruega por nosotros!

Lee más:
=>¿Los jóvenes viven hoy la castidad?

www.destrave.cancaonova.com

Comentarios