Animados por la fuerza de Dios

15/03/2017

Dios está vivo y vive entre nosotros

Animados por la fuerza de Dios 2

Foto: Daniel Mafra/cancionnueva.com.es

La corrupción nos toca todos los días. Y el corrupto no es solamente aquel que roba dinero, sino también el que no se compromete y esconde los talentos que Dios le dio.

Muchas veces, no nos conocemos, porque no nos esforzamos por conocer algo nuevo.

Entramos en la rueda de la corrupción, del hombre viejo, y no salimos de ella. Esa actitud de no querer cambiar perjudica nuestra relación con Dios y con nuestros hermanos. Siendo así, nuestra voluntad de estar alegre no es tan fuerte, ya que estamos presos y acomodados en el hombre viejo.

¡Con Jesús todo es diferente! Él nos hace ir más allá y siempre hay algo nuevo y diferente por descubrir todos los días. Dios está vivo y vívido. Si vivimos buenos momentos, depositaremos en nuestra mente esos momentos y, automáticamente, nos libraremos del hombre viejo, alcanzando la santidad.

Muchas veces, nos equivocamos, porque no nos dejamos conducir por el Espíritu Santo. Nuestra carne es débil y nos dejamos llevar por nuestra mente y por nuestras voluntades. Dejemos que Dios guíe nuestro corazón y nuestras acciones, para que así tengamos una vida nueva.

Lee más: 
.:¿Cómo el cuerpo puede llevar al hombre a la santidad?
.:Diez tips para santificar el trabajo
.:Nuestra fuerza está en nuestra fe

Tu hermano,
Wellington Jardim (Eto)
Cofundador de la Comunidad Canção Nova y administrador de laa FJPII

Comentarios