¿Cómo controlar la internet para los niños como una forma de diversión?

Los niños necesitan ver contenidos educativos en la internet y en la televisión

Foto Ilustrativa: Wesley Almeida/cancaonova.com

Pequeñas o grandes, los niños están allí. Vídeos infantiles, coloridos, músicas de todos los tipos, animadas por dibujos o fotos y listo, allí ya quedan felices. Los ojos brillan, el dedo ya quedan e un lado para el otro. En este momento, el silencio alivia padres y responsables.

Es una distracción. Es incluso un alivio mismo a veces. Pero hasta entonces el cuidado necesita ser constante y vigilar.

Testimonio

En nuestro trabajo, en el sector infanto juvenil en la Canción Nueva, tenemos contacto con muchas madres y sus experiencias. Ve este testimonio que aún es del tiempo de la televisión, pero su actitud sirve para los tiempos de hoy:

“Nuestros hijos pequeños, se quedaban en la parte de la mañana en casa con una niñera y la tarde iban para la escuela. Dejábamos un guión de la mañana y de como deberían ser las actividades. La secuencia era, tomar café, hacer la tarea de la escuela (caso no hubiera hecho), salir para jugar en el patio del predio donde vivíamos y, después, podrían quedar por una hora viendo televisión. Los programas y vídeos eran elegidos por nosotros. Cuando la televisión no atendía nuestras necesidades, ya dejábamos el DVD propios con contenidos educativos y religiosos, además infantiles y alegres, para que ellos tuvieran este momento. Lo mismo ocurría cuando nosotros, yo y mi esposo, estábamos en casa con ellos. Eran bromas, lecturas de historias, muchas veces bíblicas, tareas y un tiempo de televisión o vídeo, ya seleccionados por nosotros. Pienso que eso hizo una gran diferencia en la vida de ellos. Hace poco tiempo, escuché mí hija, ya adolescente, testimoniar entre amigos que, desde pequeña, creció envuelta con productos de evangelización. Por otro lado, ya escuché reclamaciones de mi hijo, también adolescente, en tono de broma, diciendo: “¿No comprendo por que tu no dejaban vernos este dibujo o aquel, y espero nosotros crecernos para ver algunos de ellos?”. Respondí: “Porque, cuando creciste más, ya pude explicarle lo que enseñaba aquel dibujo y cual era el objetivo de él. Entonces, tu ya no asistía de forma pasiva, asumiendo todo paras sí, pero sí con una mirada más atenta, para no caer en trampas incrustadas allí. Bueno, no solemos impedirles de ver todo, pero, lo que conseguimos retrasar para explicar ayudó mucho. En algunos casos, la explicación de lo que era, ya hacia con que ellos mismos no quisieran ver”.

Lee más:
.:La exposición de los hijos en Internet
.:Perjuicios de la pornografía para la juventud

¿Qué hacer en la era virtual?

Hoy, aún tenemos la televisión y los DVDs, pero también tenemos los videos en la internet con acceso rápido y fácil para todas las edades. ¿Qué hacer, entonces? Pienso que la misma tática que esta madre utilizó puede ser también ahora. Selecciona los vídeos que pueden hacer bien para tus hijos pequeños, pasa el acceso de estos vídeos para ellos, alimente la parte educativa sana y religiosa, sembrando allí lo que realmente puede producir frutos buenos. Pero, aún así, organice tiempo para jugar, para leer historias para ellos, para tareas y trabajos escolares, hora con la niñera y con los padres, pues eso hará la diferencia.

¡Dios te bendiga!

Roseni Valdez Oliveira
Misionera de la Comunidad Canción Nueva

Deja un comentario