¿Cómo elevar la autoestima femenina y transbordar felicidad?

17/08/2017

¿Existe receta ideal para levantar la autoestima y alcanzar la felicidad?

Foto: Copyright: pixdeluxe

Foto: Copyright: pixdeluxe

Es tan interesante cuantas recetas buscamos para el suceso y la felicidad. Dentro de nosotros sucede esta búsqueda incansable por la plenitud, la cual, muchas veces, genera frustración. Todo eso ocurre, porque el ser humano tiene la necesidad de llenar este vacío que existe dentro de él, y del cual San Agustín ya hablaba: solo Dios es capaz de llenar este vacío y proporcionar al ser humano a la plenitud que él tanto busca.

La autoestima es una de estas búsquedas desenfrenadas que tenemos. ¿Qué es autoestima? Es el resultado final de un conjunto de percepciones que la persona tiene de sí misma. Esta visión engloba tu forma de pensar, actuar y sentir, que pueden ser positivas o negativas, depende de la forma que fue construida por cada persona. Sin embargo, esta visión oscila según el momento que que vivimos; y nosotros mujeres tenemos un agravante, que es el ciclo hormonal. Este ciclo influencia directamente el humor y, consecuentemente, nuestra visión de mundo y sobre nosotros mismos. ¿Has notado como nos sentimos guapas cuando estamos en el período fértil? ¿Y cómo nos sentimos feas cuando nos acercamos de la menstruación? Ese es un punto importante para cada mujer: conocer tu visión sobre si queda distorsionada a largo el ciclo hormonal y cuanto ella es real.

Haga el autoconocimiento

¿Cuál sería entonces, la mejor forma de promover nuestra autoestima? Trabajar como el real y lo imaginario. Acercarnos, el máximo que conseguimos, nuestra imaginación, nuestro ideal, de lo que realmente es posible. Acercarnos, el máximo que conseguimos, nuestra imaginación, nuestro ideal, de lo que realmente es posible. ¡Ser objetivas con nosotros mismas es un camino muy bueno!

¿Sabes decirme que te hace feliz? ¿Cuáles son las metas para este año? ¿Tus proyectos de vida? Saber dar estas respuestas proporcionan una construcción positiva de nuestra autoestima.

Necesitamos saber lo que nos hace sentir realizadas. ¿Es ser mujeres bien sucedida? ¿Tener hijos y cuidar de ellos? ¿Tener un cuerpo escultural? ¿Ser mujeres que se dedican a la vida cristiana/religiosa? O ¿cuando cuidamos de nuestros padres? Estos deseos necesitan ser reales. Necesitamos ser verdaderas. ¿Cómo reconocemos eso? Respondiendo la siguiente pregunta: “¿Gastamos la mayor parte de nuestro tiempo investimos en que? ¿En el trabajo? ¿En casa con los hijos y esposo, o con los padres? ¿En la academia y haciendo comida fitness? ¿O estudiando la Biblia, la Iglesia y realizando actividades vinculadas a ella?

Lee más:
.:Las principales opciones femeninas en cada área de la vida
.:Sueños de Mujer
.:Sueños y planes de Dios para una mujer

¿Que te hace feliz?

Por supuesto, muchas veces, pasamos grande parte de nuestro día realizando actividades que no nos proporcionan placer ni realización. Es por eso que llamo a la atención aquí: ¿que hacemos, en el día a día, nos hace felices, mismo que no recibamos nada en cambio? ¿Sentimos una alegría inexplicable por hacernos eso? Al encontrar esta respuesta, comenzamos a encontrar la dirección de nuestra realización, porque, después que sabemos lo que nos hace felices y realizados, investimos más tiempo en eso y nos vemos con satisfacción por hacernos tal elección, porque nos vemos como una mujer que sabe la dirección que nuestra vida esta caminando.

Sin embargo, no la engañe, así como San Agustín dijo, yo te digo nuevamente: el ser humano, lejos de Dios, estará siempre en busca de algo, y nunca estará satisfecho. Pero aquel que sabe tu lugar en la vida con Dios y lo acepta convertirse pleno, aún no teniendo ningún reconocimiento externo, aplausos ni elogios. Quien se abre a la rica experiencia con Dios en tu vida comprende mejor el mundo, acepta mejor tus limitaciones y sabe que su realización no esta solo en una dimensión egoísta, pero en hacer lo que es voluntad de Dios en su vida. Con Dios, la realización ocurre con más eficacia.

Aline Rodrigues
Misionera del Segundo Eslabón la Comunidad Canción Nueva. Psicóloga desde el 2005, con especialidades en el área clínica y empresarial.

Comentarios