¿Cómo es posible mantener la amistad en el matrimonio?

Además de amarse, la pareja necesita mantener la amistad

La nobleza de una relación entre la pareja, no se limita a comenzar a amar alguien, sino, en cultivar ese amor por toda la vida, manteniendo encendida la llama que sostiene y calienta la relación. Yo me atrevo decir que el nombre de esta llama es amistad. Cada vez más me convenzo de que, la amistad, es la base para toda relación sana, incluso el matrimonio.

Me recuerdo que, antes de conocer mi esposo, deseaba de todo corazón que Dios me diera la gracia de casar con un amigo. Eso porque no me imaginaba teniendo muchos amigos fuera de casa, y también, no imaginaba convivir diariamente con alguien que no fuera mi amigo. Desde la infancia, la amistad siempre ocupó un espacio especial en mí corazón. Considero que ella es un precioso don de Dios, que movimienta nuestra vida, ayudándonos a ser quien realmente somos y, muchas veces, hasta nos ayuda a ir más allá de lo que imaginábamos conseguir. Un amigo es alguien que nos conoce profundamente, y conocimiento así, no ocurre de una hora para otra: es consecuencia de las vidas que se entrelazaron.

Cómo es posible mantener la amistad en el matrimonio 2

Foto Ilustrativa: PeopleImages / by Getty Images

Hay quien hable que un amigo es el sol que seca nuestras lagrimas, y las brisa que refresca el calor en medio a las pruebas, porque tiene la palabra correcta, el silencio correcto, y en el momento correcto. Ya la palabra de Dios, afirma en Eclesiástico 6, 14 que: “Un amigo fiel es una poderosa protección: quien halló, encontró un tesoro” y todo eso, unido al amor de esposos, con certeza, se convierte la relación más significativa y fecundo.

Amistad en el matrimonio

Ahora, si la pregunta que tu me haces es: ¿como mantener la amistad en el matrimonio? Yo no tengo una receta infalible, peor, creo que antes de todo, es necesario empeñarse en cultivar el amor, porque, en el matrimonio el amor y amistad caminan juntos, un fortalecimiento y apoyando el otro.

Además, me gusta comparar el relacionamiento con el cultivo de una planta por ejemplo: tu puedes recibirla linda y llena de vida, si le da atención y cuidados necesarios, seguramente, ella va vivir bien y florescer delante de tus ojos. Además, si no cuidar debidamente, ella va a los pocos morir. Y con las personas no es diferente: nosotros necesitamos de cultivo, es decir, de amor traducido en gestos concretos para florescer y continuar embellecer la vida de quien esta a nuestro lado.

Por eso, si tu deseas vivir la amistad en el matrimonio, en cultivar tu amor. Escucha con paciencia, reconozca las virtudes, se interesa por tus gustos, mismo que no sean iguales a los tuyos. Quiera conocer tus planes, entender tu mundo, esté unido a lo que él vive en el trabajo, con la familia, con los amigos, demuestre interés por él y esté cerca, no solo de cuerpo, pero principalmente de tu alma, de tu corazón, porque, cuanto más tenemos acceso a la esencia de una persona, más oportunidad tenemos de crecer en el amor y, consecuentemente, en la amistad.

Lee más:
.:La adaptación sexual en el inicio del matrimonio
.:Matrimonio, camino de santificación
.:¿Sera que el matrimonio esta fuera de moda?

Otra sugerencia importante para mantener la amistad en el matrimonio es respetar la individualidad uno del otro. No podemos olvidarnos que somos únicos en este mundo, y necesitamos continuar siendo al vivir una amistad, o incluso un gran amor. Porque, cuando nos apegamos a una persona, al punto de dejarnos de ser quien somos, coremos el riesgo de herirnos mutuamente, además de tener pocas oportunidades de amar de verdad, porque apego es egoísmo, y egoísmo, no tiene nada ver con el amor.

Además de eso, experiencias comprueban que cuando intentamos llenar nuestro vacío interior, con la presencia exclusiva de una persona, es muy fácil decepcionarnos con ella y más vacíos nos convertirnos, ya que nadie a no ser Dios, que es el propio amor, puede llenar totalmente nuestra alma. Compartir la vida es bueno, y conciliar la vida con el ritmo del otro, dentro de un relacionamiento es necesario, desde que, todo esté sometido a esta verdad. Es decir, por más que ames una persona, no te olvides de respetar su “independencia afectiva”, porque, no se puede dar lo que no se tiene, y si tu no tienes , ¿cómo puedes donarse?

Amor X amistad

Amar y cultivar la amistad en el matrimonio es un desafío constante, es verdad! Pero, también, es una gran gracia y una motivación continua, porque, nos recuerda a lo que somos en la esencia, donde habita Dios, que nos planifica y nos sana por medio del amor que damos y recibimos. Por lo tanto, no pares en los desafíos que a veces la tarea exige, enfoque en los beneficios que ella siempre trae y dedique más en cultivar sus relaciones. Es amando de forma ordenada, que nos convierte cada vez más libres para relacionarnos y profundizarnos a la vivencia del amor, en todas las áreas de nuestra vida, incluso en la amistad dentro del matrimonio.

Dijanira Silva
Misionera de la Comunidad Canción Nueva, actualmente reside en la misión de San Pablo.

Deja un comentario