Como hacer el Diario Espiritual

Paso a paso para sumergirse en la Palabra de Dios

Hacer el Diario Espiritual es muy simple. A primera vista, parece que él no va producir ningún fruto especial. Pero, cuando se pone en practica en la vida cotidiana, ese trabajo muestra traer en si una incalculable riqueza. El secreto del diario esta en ser diario: todos los días. Te propongo este desafío de hacer tu Diario Espiritual. Y, aquí, explico con detalles las reglas para hacer un buen Diario, para que todo quede muy claro.

Como hacer el Diario Espiritual

Foto: Daniel Mafra / cancaonova.com 

¿Cómo hacer?

Utilice un cuaderno o agenda;

Reserva una hoja en blanco para cada día;

En el alto de cada página, ponga la fecha del trabajo: día de la semana, mes y año;

Después, desarrolla de tu forma personal, el Diario, considerando cada parte a seguir:

1. Promesas de Dios

En la parte que vas a leer a cada día, probablemente encontrás promesas de Dios. Es muy facil identificarlas: son cosas que Dios promete. La Biblia esta llena de promesas de Dios. Él no necesita prometer; sin embargo, en la cualidad del Padre, promete. Miren: son promesas de un Dios fiel que siempre cumple la palabra dada a tus hijos. Podemos confiar en las promesas de Dios, podemos correr riesgos por ellas: ¡Dios no falla! Por eso, vale la pena conocer las promesas que él nos hace. Y, lo que es más importante, debemos grabarlas en nuestra mente y en nuestro corazón. Así, apunta diariamente las promesas de Dios que tu vas encontrando en la lectura. Ni siempre, vamos encontrar promesas divinas en las pasajes que leemos. Si no las encontramos, nada tendremos a apuntar. Sin embargo, son muchas las promesas de Dios que encontraremos muchas y con frecuencia.

Hay algunos ejemplos:

Pero a todos los que la recibieron, a los que creen en su Nombre, les dio el poder de llegar a ser hijos de Dios” (Jn 1, 12).

Pues donde están dos o tres reunidos en mi Nombre, allí estoy yo, en medio de ellos” (Mt 18,20).

Si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, cuánto más el Padre del cielo dará el Espíritu Santo a aquellos que se lo pidan” (Lc 11, 13).

teniendo en cuenta que el Señor retribuirá a cada uno el bien que haya hecho, sea un esclavo o un hombre libre” (Ef 6, 8).

2 – Ordenes de Dios a ser obedecidas

Dios, que es Padre, tiene prescripciones para guiar nuestra vida. Él manda, prescribe, prohíbe, ordena; todo para conducirnos como hijos muy amados. Seguir Sus mandamientos, obedecerle las ordenes, es el secreto de la vida. Es de nuestro interés, por lo tanto, conocer y guardar las ordenes que Dios nos da. Igual ocurre con las promesas, las ordenes de Dios abundantes en la Biblia, sin embargo, no las encontraremos en todas las pasajes que leemos. Además, siempre que encuentres una orden de Dios, apunta cuidadosamente en tu Diario. Es muy sencillo distinguirlas.

Algunos ejemplos:

La orden más conocida es: “ámense los unos a los otros. Así como yo los he amado, ámense también ustedes los unos a los otros” (Jn 13, 34).

Digan sí cuando es sí, y no cuando es no; cualquier otra cosa que se le añada, viene del demonio” (Mt 5, 37).

Vayan por todo el mundo y anuncien la Buena Nueva a toda la creación” (Mc 16, 15).

Amen a sus enemigos, hagan el bien a los que los odian. Bendigan a los que los maldicen, rueguen por lo que los difaman” (Lc 6, 27-28).

En general, el verbo en el imperativo “dar”, “hacer”, “ir”, “buscar”, “recibir”, “sed” (….) es una señal de orden.

3- Principios Eternos

Los principios del Reino bien podrían llamarse “Leyes del Reino de Dios”. No los denominamos así, para no confundirlos con ordenes o mandamientos. Pero los principios son leyes que gobiernan el Reino de Dios, es decir, en el Reino, las cosas funcionan de esta forma.

En este mundo, todo es regido por leyes: los astros, los minerales, las plantas, la electricidad, el cuerpo humano, etc, las leyes son principios inmutables que determinan la forma de ser cada una de estas cosas; el científico necesita conocer los principios que rigen su ciencia. El Reino de Dios también es regido por principios eternos, inmutable, leyes permanentes. El Reino de Dios funciona de la manera descrita en estos principios. Es vital que los hijos del Reino conozcan los principios por los cuales es guiado; Dios quiere revelar a Sus hijos los secretos del Reino, los misterios del mundo sobrenatural. Por eso, la Palabra de Dios esta repleta de principios. En el inicio, parece difícil, pero en poco tiempo tu conseguirás identificar estos principios eternos, estas leyes permanentes del Reino de Dios.

Algunos ejemplos:

Sean misericordiosos, como el Padre de ustedes es misericordioso” (Lc 6, 36). Así que funciona en el Reino de Dios.

todo el que se ensalza será humillado y el que se humilla será ensalzado” (Lc 18, 14). Queramos o no, es así que ocurre; eso es inmutable.

Todo es limpio para los limpios, pero para los manchados que se niegan a creer, nada es limpio: hasta la mente y la conciencia la tienen corrompida” (Tito 1, 15).

Porque nada trajimos cuando vinimos al mundo, y al irnos, nada podremos llevar” (1Tm 6, 7).

4- Mensaje de Dios para mí hoy

En todo lo que ya has leído, en todo con que has trabajado hasta ahora en tu Diario, ¿cuál es la mensaje de Dios para ti? Es cierto que, Dios tiene una mensaje para ti. Basta quedar atento, en actitud de expectativa para descubrirla. Apunta la mensaje todos los días. No dejes que ella se pierda. Haga las anotaciones personales, con tus propias palabras. Sea simples, nada de complicaciones.

Lee más:
.:¿Sabes como se escribió la Biblia?
.:Papa a los jóvenes: ¿quieren hacerme feliz? Lean la Biblia
.:El valor de la amistad fue revelado por la Biblia

5- ¿Cómo puedo aplicar eso en mí vida?

Esta es la parte más personal y concreta de todo el Diario. No es necesario, ni yo quiero, dar muchas explicaciones sobre eso. El propio Dios te va inspirar a darse cuenta de que forma podrás aplicar en tu vida las cosas que has leído y has trabajado.

¡Toma nota! No basta descubrir, es importante también apuntar diariamente. Tus anotaciones van ser un guión para tu vida. El hecho de registrar por escrito lo que Dios nos inspira a poner en practica en nuestra vida, transforma de manera decisiva nuestra manera de ser y de actuar, bien como nuestra relación con Dios.

Diario Espiritual

Fecha:

Texto:

1- Promesas de Dios

2– Ordenes a obedecer

3- Principio Eterno

4- Mensaje de Dios par mí, hoy

5- Como aplicar eso en mí vida

¿Por que un Diario escrito?

Hoy, además, después de poco tiempo, puedo percibir como me fui profundizando día por día, como fui apurando el gusto por la Palabra: como creció mi conocimiento. A cada día la Palabra me desafía, y eso, me obliga a avanzar.

¡Es una aventura Espiritual! La mayor gracia, además, es saber que las enseñanzas no permanecieron en la cabeza. No, ellos descendieron e impregnaron toda la vida. Hoy, yo siento la Palabra integrada en mí vida, en mí forma de pensar, en mís actitudes, en mías conversaciones (…) en todo! Soy joven y puedo decir que, como Jesús adolescente, estoy creciendo, día a día, en estatura, en sabiduría y gracia, ante de Dios y de los hombres. ¡Gloria a Dios!

Resumidamente, podemos decir que el Diario:

1- Es una excelente forma de registrar las revelaciones recibidas diariamente de la Palabra de Dios. Es un tesoro que no se puede perder;

2- Crea en nosotros una saludable actitud de expectativa; quedamos atentos y de corazón abierto. ¡La mensaje de Dios es viva! Tenemos la seguridad y, por eso, esperamos;

3- Ayudanos a verificar nuestra propia fidelidad, a ser serios y honestos con respecto a nosotros mismos;

4- Ayuda la revisión. Revisión semanal, revisión mensual. Cada revisión es un paso a más en la conquista del verdadero conocimiento de la Palabra;

5- Presentanos una buena evaluación de nuestro progreso, lo que nos da coraje y entusiasmo para proseguir.

Del libro “La Biblia en mí día a día”
Traducción y Adaptación de Canção Nova

Monseñor Jonas Abib
Fundador de la Comunidad Canción Nueva y Presidente de la ‘Fundação João Paulo II’. Es autor de varios libros, miles de predicas en audio y vídeo, viajando el Brasil y el mundo en encuentros de evangelización.

Deja un comentario