¿Cómo manejas tus pensamientos negativos?

Cuanto más evitamos una situación, más ella nos atemoriza con pensamientos negativos

Es muy común, al herirnos en nuestras relaciones, decirnos frases así: “Nunca más voy envolverme con otra persona”, “Nunca más tendré alguien”. Y, a partir de estas frases, de hecho, de hecho, la persona jamás se abre para otras posibilidades o evalúa todas las personas o situaciones de las misma forma.

Muchas veces, percepciones distorsionado, interpretaciones exageradas o extremamente negativas determinaran la forma como pasamos a ver el mundo, las personas y las relaciones. A partir de ahí, una especie de cierre se da en nuestra vida, y comenzamos a evitar situaciones o personas. ¿Y cuántos de nosotros ya no vivimos eso?

Foto Ilustrativa: Paula Dizaró/cancaonova.com

Foto Ilustrativa: Paula Dizaró/cancionnueva.com.es

¿Cuáles son tus miedos?

Los conceptos que vamos construyendo acerca del mundo están directamente ligados a nuestras percepciones, creencias, cultura y nuestros valores; muchas veces, ligados también a nuestros diálogos internos, los cuales parecen extremamente reales, es decir, nos llevan a creer en cosas que ni siempre corresponden a las verdades de los hechos.

Por ejemplo: muchas personas se quejan de miedos intensos y quedan bloqueadas para hacer algo. Si paramos y miramos al fondo, ni siempre ese miedo corresponderá a algo posible de ocurrir. Ocurre que, al pensar de forma negativa y disparar una serie de pensar distorsionado sobre una situación, todo nuestro cuerpo se moviliza; entonces, surgen las fobias, el pánico, el desespero, una ansiedad aumentada que, en el fin, se mueve directamente con nuestro cuerpo.

Lee más:
.:¿Que hacemos cuando sentimos miedo?
.:Aprende que hacer con la ansiedad
.:Sé fuerte y no tengas miedo

¿Cómo reconocer los pensamientos negativos?

Así como en el miedo, cuando nos enfrentamos con una situación que nos bloquea, podemos pensar en algunas situaciones para lidiar con tales sentimientos:

1 – Busque comprender de dónde viene ese sentimiento y se, de hecho, ellos corresponden a algo posible de ocurrir, o si no es un exagero de sus pensamientos;

2 – Enfrente una situación y actúa racionalmente, eso ayuda especialmente en superación de una dificultad. Cuanto más evitamos una situación, más ella nos atemoriza;

3 – Busque analizar la situación de una otra forma. Si hay, por ejemplo, una dificultad en las relaciones afectivas, no necesariamente tu necesita aislarse y cerrarse al otro. Piensa lo que sucede son tus relaciones, cuales posicionamientos debe tomar, como ve el mundo y busca una nueva forma de reaccionar y evaluar tus pensamientos;

4 – Cuando estés pasando por un momento difícil, busca respirar y evaluar la situación. No huya de lo que está pasando y evite una postura de cierre. Recuerde: mismo que algo no esta dando bien una o más veces, no significa que tu estás condenado a cosas tristes y nunca más tendrá una relación positivo.

Cuando aprendemos a reconocer nuestros pensamientos, podemos tener una nueva actitud delante de los acontecimientos. Al dejar de lado ideas negativas, dejamos que una forma de ver la vida más racional y equilibrada, sea presente. Seguramente, todos nuestro alrededor recibirán los resultados positivos de este cambio de pensamiento y comportamiento.

Elaine Ribeiro dos Santos
Psicóloga Clínica y Organizacional, colaboradora de la Comunidad Canción Nueva

Deja un comentario