¿Cómo puedo hacer una oración eficaz y ser vigilante sin cesar?

La oración es el eslabón entre nuestro corazón y Dios

Primero, es bueno recordarnos que toda oración cuando hacemos con el corazón y con la mente abierta a la voluntad de Dios, se vuelve eficaz, porque Dios siempre escucha nuestra voz.

La oración eficaz no resulta de seguir fórmulas o ciertos principios. Por el contrario, la oración eficaz se basa en la Palabra de Dios. Ella es simple, sincera y llena de fe y no tiene nada a ver con reglas y formas. Pero, ella necesita venir de un corazón sincero y dependiente, porque ella es el eslabón entre nosotros y Dios; y necesita ser hecha en nombre de Jesús.

Foto: Bruno Marques/cancionnueva.com.es

Nuestras oraciones deben ser hechas en armonía y de acuerdo con la voluntad del Señor. Deben ser hechas con el corazón abierto y no con respuestas listas o con pedidos cerrados. Debemos siempre estarnos abiertos a la voluntad de Dios para que Él nos escuche y nos atienda.

Perseverantes en la oración

Tengo vivido muchas experiencias a respecto de Dios. Con eso, me doy cuenta que, para una oración eficaz, necesitamos ser perseverantes. Veamos el ejemplo de Moisés: solo cuando él perseveraba, en oración y con sus manos erguidas a Dios, fue que los israelitas ganaron la batalla.

La oración eficaz es aquella en el cual levantamos las manos, como el libro del Éxodos nos muestra: ellos levantaran las manos y vencieron. El pueblo ya sentía derrotado por la fuerza de Amalec, el propio demonio, además, la oración eficaz de Moisés, sostenida por las manos de Aarón e Ur, dio a aquel pueblo la victoria.

Entonces, la oración eficaz no es aquella que hacemos solos, y sino a quien hacemos apoyados en los hermanos y sostenidos por ellos. Sobre la oración, en la Biblia, leemos muchas otras situaciones de la perseverancia. Tenemos que mantener vigilantes a la oración y estar siempre listos para escuchar a Dios, eso es una oración.

Lee más:
.:Reza con el Monseñor Jonas Abib y rompe con toda maldición
.:Perdonar es un camino de sanación para nuestra vida
.:Oración: María, camina por delante

La voluntad de Dios en nuestra vida

“Dios mío, sane y libere a todos aquellos que toman la decisión de mantener sus manos levantadas y de orar sin cesar. Sanar aquellos que toman la firme decisión de no querer su propio interés y tampoco lo que los demás quieren, y sin lo querer de Dios.

Levanto mis manos, Señor, sobre la vida de cada uno de estos hijos, sostenidas por Su Palabra que dice: ‘Orad sin cesar’ y, en todas circunstancias, presentan a Dios vuestras preocupaciones”.

Una oración eficaz es aquella que tenemos un pie en las nubes y el otro en el suelo, es decir, es aquella que caminamos determinadamente, incluso sin sentir, sin ver el resultado. Mismo siendo mirado como alguien derrotado, perdido en la visión humana, además, jamás desiste. Pues, sabe que la vitoria de Dios es cierta en su vida.

La oración eficaz es su “esclavitud” absoluta al Espíritu Santo. Todos los días, al despertar, debemos decir: “¿Buenos días, Espíritu Santo, lo que vamos hacer juntos hoy?”. A cada paso de su vida pregunte al Espíritu Santo que palabra, actitud o decisión tomarán juntos. Por la noche, antes de dormir, debemos arrodillarnos y pedir perdón al Espíritu Santo por todo lo que hacemos sin consultarlo, sin pedir un nuevo Pentecostés. Que cuando el día rayar, en todas las situaciones, podamos caminar con Él.

Ironi Spuldaro
Miembro de la CAE (Comisión de Acción Evangelizadora) de la diócesis de Guarapuava. Miembro del consejo diocesano, provincial y nacional de la RCC (Renovación Carismática Católica) movimiento del cual participa desde 1987. Ironi ejerce el ministerio de predicación en todo el Brasil y en otros países, como Argentina, Paraguay, Bolivia, Estados Unidos, Italia, Corea del Sul, Inglatera y Suiza. Fundador de la Misión ‘Tiene poder de Dios’, escritor del programa ‘Tiene Poder de Dios’.

Deja un comentario