¿Cuál debería ser el significado de sexo?

¿Y el sexo? ¿Qué significado tiene o debería tener?

Toda palabra es un intento de comunicación. Todo gesto trae en sí una forma de comunicarse. Un apretón de manos, aqui en el Brasil, es señal de cordialidad. Pero si observamos otras culturas veremos diferentes gestos que también hablan. En la cultura tibetana, por ejemplo, algunas tribus se saludan mostrándose la lengua en señal de que jamás pronunciarían palabras ofensivas contra el amigo. Ya los nativos de Nueva Guinea, cuando una persona querida parte, ellos se despiden llorando y lamiéndose totalmente. Gestos que traen mucho significado para ellos.

Cuál debería ser el significado de sexo 2

¿Y el sexo? ¿qué significado tiene o debería tener? Cuando tengo una relación sexual, ¿qué estoy diciendo con ese gesto? ¿qué significado tiene? ¿Qué trae como sentido para la vida de los que están envueltos?

Toda relación sexual dice: “Yo me doy por entero a ti, y te recibo por entero. Una vez que me doy y que recibo, lo hago para siempre”.

Entonces, puedes decir: “eso es muy radical, yo no creo que el sexo sea eso. Para mí es placer. Un momento de gozo y listo. Esa definición que traes es muy romántica.  Entonces te digo: “discúlpame, no hay como decirle a un tibetano: cuando muestras tu lengua es una falta de respeto”. El te va a mirar y te va a decir: “Esa señal para mí, tiene un sentido de amistad.”

Lo que quiero decir es que quien creó el sexo fue Dios, y El le dió un sentido, un significado para ese gesto. Lo quieras o no, todas las veces que te relacionas sexualmente estás diciendo: “Me doy por entero a ti, y  te recibo por entero. Una vez que me doy y que recibo, lo hago para siempre.”

Mientras tanto, si dices eso en una relación sexual, pero no es tu verdad, porque para ti es solo un placer momentáneo, algo únicamente corporal, estarás viviendo una mentira.

Dices:”Me doy por entero y te recibo por entero”, pero sólo donas tu cuerpo y sólo recibes el cuerpo. No donas tus sentimientos, emociones, deseos, amor y alma. Entonces, tu relación es una mentira.

=>¡Algo inédito sobre el amor y sexo!

Digo: “Me doy y recibo en vista de un ‘para siempre’. Todo encuentro nos marca para siempre, aún más una relación sexual. Pero ¿qué sucede después de algunas relaciones sin compromiso? Te pones tus pantalones, das un beso de ‘tal vez, hasta luego’, y no la ves más.

O me vas a decir: “Adriano, llevamos juntos tres años. Tenemos relaciones sexuales y la seguridad de que nos casaremos”. Entonces te digo que esa relación sexual aún está ‘ruidosa’, pues com el alma y el cuerpo dicen: “somos enterros uno para el outro”, pero como somos seres espirituales, falta la parte de Dios en esa relación, falta el compromiso frente a El, delante del altar que eleva todo a la plenitud. Entonces, ese sexo aún no es pleno.

Cuando Dios dice que el sexo es la entrega total que mira hacia un “para siempre”, él coloca un ingrediente indispensable para ese objetivo: el amor.

El amor ordena sentimentos, emociones, impulsos sexuales, com la finalidade de uma entrega total y para siempre de dos personas que se aman. Cuando nos guardamos para el matrimonio, el amor nos educa para proteger a la persona amada, nos hace esperar para que nos demos por entero y de forma definitiva.

Después de casados vamos a las nupcias, el amor nos lleva a tocar en la total entrega de dos personas que se aman; entrega no solo de los cuerpos, sino de las almas en una profunda sintonía de espíritu. El Espíritu Santo, ahí presente, sella aquel amor alrededor de lo eterno.

Tu, entonces, puedes decir: “Me estás diciendo que el sexo es eso, pero para mí, se sexo es solo placer y punto! Disculpa pero quien creó el sexo fue Dios, y como fabricante dio el “manual de instrucciones”. No leerlo o interpretarlo según tus criterios, pueden hacer que no vivas la plenitud de todo lo que te espera.

Muchos quieren vivir la sexualidade como un NO a la persona. No hay una sexualidad sana sin un perfecto orden de amor.

El amor promete el ‘amor para siempre’, y el sexo será, en el matrimonio, uno de los gestos de darse por entero a quien se ama.

Adriano Gonçalves
Comunidad Canción Nueva

Deja un comentario