Cuarentena: oportunidad para un reajuste interior

La vida es una escuela en que solo con humildad, docilidad y mansedumbre se llega donde se debe. Muchos paran en periodos en que se sienten más confortables y acaban por no ver lo que esta delante de los ojos, otros aún pasan la toda la vida por encima de una disciplina de la vida y no consigue ver la reja curricular completa. Por supuesto que es una metáfora, vamos conseguir mirar el todo, es imposible ser omnisciente, eso es de Dios. El hecho es que conseguimos mirar nuestro alrededor y, por veces, necesitaremos reajustar nuestra mirada y cambiar nuestras estructuras para adaptar al mundo.

Por ejemplo, en esta cuarentena que comenzó casi en el mismo tiempo del periodo cuaresmal, ¿cuántas veces he mirado para mi rutina y conseguí ver novedades? Estoy diciendo para mirara tu vida y reajustar el foco. La novedad que esta delante de nosotros es tan bonita y tiene tanta belleza en la simplicidad que acabamos nos acostumbramos. Como es bello mirar la vida de alguien que no ve las situaciones difíciles como solo una dificultad o un obstáculo intransitable. Nuestra adaptación, nuestro reajuste nos hace crecer. Y cuando transformamos todo en oración, entonces sí podemos madurar aún más.

Foto: lovelyday12 by Getty Images

El reajuste proporciona sabiduría

Recuerda de aquella frase: aproveche los limones que la vida te da. Pues bien, es eso mismo. Si no fuera por la necesidad,. No tendríamos inventado la luz, el telefoneo etc.. Lo que de hecho, no inquieta también pasa por varias pestes, guerras, todo pasa. Lo que permanece dentro de ti cuando “todo pasa” es la sabiduría adquirida por los “reajustes” que tu has hecho.

Lee más:
.:Invita a Jesús a tu hogar en esta cuarentena
.:Tips para adaptar el trabajo de oficina en casa
.:Oración a la Virgen de Guadalupe

Vamos a algo más profundo: auto trascendencia. La palabra es un poco complicada para explicar, pero podemos descorrer que es la capacidad que el hombre tiene de estar volviendo para algo que esta además de si mismo. Es necesario reajustar para que tu veas lo que no estas viendo. Pero más una vez y eso es – de alguna forma inevitable – necesitamos mirar para nosotros mismos y hacer aquella revisión. Mirar como quien mira las piezas de un reloj, pues, si una pieza necesita de más oleo o de un cambio, significa que el reloj no esta funcionando bien o, aún no esta en pleno funcionamiento. Observe el tuyo y ponga en el papel tu ritmo semanal, tu itinerario; amplíe tu visión y quiera ver en ti lo que esta fuera del lugar.

Es momento de encerrar lo que has comenzado, de dar más un paso rumbos a los sueños, de ver lo que no se ve o que no se quiere ver. Además del horizonte y para sí mismo, porque tenemos la oportunidad de inaugurar nuevos tiempos, de vivir teniendo la ciencia de que reajustes son posibles gracias a la capacidad humana de se reinventar y de querer vivir bien. La sabiduría esta en el ar.

Guilherme Razuk
Guilherme Henrique de Lima Razuk es candidato a las ordenes en la Comunidad Canção Nova. Graduando del curso de Filosofía (licenciatura) por la Facultad Canção Nova, Cachoeira Paulista – SP (Brasil), él actúa en la liturgia durante los eventos realizados por la comunidad católica. Razuk es producto de contenido de algunas categorías de este canal formativo.

Deja un comentario