¿Educar hijos disciplinados es una tarea difícil?

Educar un hijo es una linda y larga tarea que exige paciencia. Me acuerdo de un proverbio chines: “Si tus proyectos son para un año, siembra el grano. Si son para diez años, planta un árbol. Si son para cien años, educa el pueblo”.

Nadie puede enseñar el bien sin vivirlo/ no da para hablar en honestidad para el hijo sin practicar esta virtud. Al educar los hijos, vas a ver que ni siempre todo saldrá como queremos, entonces, somos obligados a ejercer la paciencia, la tolerancia, la bondad etc. Muchas veces, aprendemos que es necesario esperar y tener fe.

Foto: Daniel Mafra/cancionnueva.com.es

Uno de los buenos hábitos es enseñar los hijos a ser organizados. Un adulto desorganizados, que no sabe organizar su mesa de trabajo o su taller, pierde tiempo y eficiencia; y, muchas veces, por negligencia y pereza, puede incluso comprometer la vida de los demás. Imagina un médico cirujano sin métodos y caprichos o un dentista sin atención y cuidado.

Un niño que se acostumbra a mantener todo fuera del lugar acaba desorganizando también su cabeza, sus libros, sus planes y la propia vida. Muchos adultos son poco eficiente e improductivos, porque falta a ellos “organización y método”, y esta conquista comienza aún en la infancia, con disciplina.

Educar los hijos para la disciplina

Sin disciplina no se consigue hacer nada de bueno en la vida. Muchas personas no consiguen vencer los problemas y vicios, porque no son disciplinadas. Para vencer un vicio o para dominar el mal habito es necesario disciplina. Es por medio de ella que aprendemos a dominarnos.

El peor obstáculo contra la organización y el planeamiento es la pereza y la prisa; de alguna forma, tu hijo va vencer eso. De nada sirve tener muchos libros si ellos no están organizados por asunto. De nada sirve tener muchos artículos guardados si ellos no están clasificados e indexados.

Lee más:
.:Oración de las madres por tus hijos
.:¿Cómo conciliar la familia con el trabajo y la vida académica?
.:¿Qué hacer cuando los hijos comienzan a salir de casa?

Disciplina significa hacer todo con orden, criterio, método y organización. Es una virtud que se adquiere desde la infancia, en casa, con los padres, en la escuela, en los libros, en la Iglesia, en el trabajo.. Sin ella [disciplina], gastamos mucho más tiempo para hacer las cosas y podemos quedar frustrados al ver el tiempo pasar sin acabar lo que pretendíamos hacer.

Dios nos da el tiempo correcto y suficiente para hacernos lo que necesitamos hacer. Enseñe eso a los hijos con cariño y persuasión.

Texto extraído del libro “Educar pela conquista y pela fe”

Fuente: Canção Nova

Deja un comentario