En Jesús encontramos la verdadera salvación y liberación

22/03/2018

Sólo en Cristo encontraremos la liberación

Foto: Wesley Almeida/cancionnueva.com.es

Foto: Wesley Almeida/cancionnueva.com.es

En la época de Jesús, las mujeres “padecían” algunos males, como ser excluidas de la sociedad, no tenían derechos civiles. Y, actualmente, vivimos en una sociedad donde hubo un progreso en cuanto a la valorización de los derechos femeninos.

En el Evangelio de San Marcos encontramos la historia de la mujer hemorroísa, que fue curada a partir de su fe, después de tocar las vestiduras de Cristo. Si analizamos profundamente la vida de esa mujer, veremos que tuvo una vida de exclusión. Sin dudas, cuando Jesús la encontró todas debían conocerla, pues hacía 12 años que ella vivía esa situación. Al ir al encuentro de Jesús, fue indiscreta, pues, por ser considerada impura, a quien ella tocara pasaría a ser impuro.

Después de haber sido tocado, Cristo percibió que algo había sucedido. Él se dejó tocar por una persona “impura”; Él quiso mostrar que, por encima de la ley de la exclusión, prevalecía el amor y el acogimiento.

Jesús no quería sanarla solamente, Él quería toca el corazón de todos alrededor, para mostrar la gravedad del acto de excluir al prójimo. La verdadera evangelización se da cuando nos acercamos unos a otros.

Hay tantos hermanos que son excluidos de la sociedad y que necesitan conocer el toque de Jesús; nuestra sociedad está repleta de personas que huyen de sus casas, por sentir vergüenza de la vida que llevan.

¿Quién somos nosotros para elegir quien recibirá la gracia de Dios?

La gracia del Señor es para todos y, también, para aquellos a quienes muchas veces juzgamos indignos de recibirla.
No podemos excluir a nadie de la salvación de Jesús, necesitamos ir al encuentro de esas personas y ser canales de la gracia de Dios

¡Dios quiere sanar lo que nos excluye!

Nuestra sociedad necesita convertirse. La conversión es personal, pero también, existe la conversión colectiva. Necesitamos ayudar en la conversión de la sociedad.

Lee más:
.:Empoderamiento: los poderes sociales de la mujer cristiana
.:La batalla entre la mujer y el dragón
.:Con la gracia de Dios, somos una fuerza incontrolable

Rogéria Moreira
Misionera de la Comunidad Canción Nueva
Prédica durante los Jueves de Adoración al Santísimo

Comentarios

Necesita estar registrado para enviar comentarios.