Esfuerzo, comienzo de la victoria

Todo lo que viene fácil, fácil se va
Existen corrientes culturales, ideológicas, conductuales y, por qué no decir, anticristianas que intentan, a todo precio, inducir a las personas a vencer en la vida, realizar sus sueños, superar barreras, conseguir sus objetivos, pero de manera fácil y rápida, sin ningún esfuerzo. Tales corrientes culturales intentan convencernos de que sólo el deseo nos basta, tener un pensamiento positivo y buscar energías que todo va a acontecer de la manera en como habíamos pensado. Inclusive dicen que nadie necesita esforzarse o “mojar la camiseta”, pues esto no vale la pena, es pérdida de tiempo.
Sabemos que todo lo que se nos viene muy fácil, fácil se va. Con el pasar del tiempo, lo que fue alcanzado, sin gran esfuerzo, pierde su encanto y deja de tener el valor de la conquista.
Creer que rápidamente se pude tener todo lo que se desea es una ilusión.
Esfuerzo y lucha engendran a los fuertes, a los santos, mientras lo que es fácil desmotiva y relaja a las personas
Los santos no llevan una vida fácil, sin problemas ni sufrimientos, al contrario, son perseguidos y se esfuerzan, dedicando sus vidas a los más necesitados. Algunos dejaron sus casas, otros, sus tierras, en fin, sufrieron persecuciones. Muchos fueron muertos por causa de sus ideales y por no adherirse a la corriente de vida fácil de la época. Ellos marcaron y permanecieron vivos en los corazones como ejemplos de coraje y persistencia en responder de una manera diferente a las diversas invitaciones de este mundo.
Entonces, no te desanimes, no te dejes abatir, porque tu victoria está más cerca después de cada paso dado, después de cada esfuerzo. Mira hacia delante y hacia Dios y nunca estarás solo.
La Sagrada Escritura nos dice “Entren por la puerta estrecha, porque es ancha la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y son muchos los que van por allí (Mt 7, 13)”. Esta puerta estrecha nos dice que nada es fácil, porque las grandes conquistas exigen grandes esfuerzos, entrenamiento y decisión. Entonces, podemos decir juntos: “Vamos adelante”.

Pedro Roberto
Comunidad Canción Nueva
http://blog.cancaonova.com/saojosedoscampos
/

Deja un comentario