Estar delante de la Cruz hace toda diferencia

¡Nosotros adoramos, Señor Jesucristo, y bendecimos, porque, por Vuestra Santa Cruz, redimiste el mundo! ¡Que bella esta oración! ¡Que fuerte esta oración!

Tengo una cruz en la cabecera de cama. Allí, es un lugar de refugio para mí, muchas y muchas veces. Para allí, quieta, solo yo y Jesús, mirar para Él, para Tus llagas y, allí, entregar mis dolores y angustias, mis cansancios e incluso sentimientos que, a veces, no sé dar nombre. Estar allí y decir para Él: Estoy aquí. ¡Toma a mí, Señor! Ama, Señor, y dame la gracia de amarte!

En este lugar, ya me rehace muchas veces, cuando todo parecía perder el control. En este lugar, ya he adorado, llorado, ya he alabado, ya entré en comunión con el Cielo.

Foto: Wesley Almeida/cancionnueva.com.es

Por la Cruz, podemos ver el amor de Jesús por nosotros

Mirar para Jesús y saber que Él mire para mí. Allí, solo una pequeña imagen, pero es señal de que Él mismo esta mirando para mi, cuidando de mí, tomar para Sí todo que tengo, los fardos pesados, y darme Su jugo, que es suave. Además, este es un versículo que ya he rezado muchas veces, allí, delante del crucifijo.

“Vengan a mí los que van cansados, llevando pesadas cargas, y yo los aliviaré. Carguen con mi yugo y aprendan de mí, que soy paciente y humilde de corazón, y sus almas encontrarán descanso. Pues mi yugo es suave y mi carga liviana” (Mt 11, 28-30).

¡Como es buenos ser cristiana! ¡Como es buenos ser católica! Como es bueno tener un crucifijo para recordarme del gran amor de Jesús por mí, y allí reencontrar la razón de vivir, de luchar, de seguir sin desistir. ¡Como es bueno adorar Cruz de Cristo, señal de la Victoria de Él sobre la muerte! ¡Señal también de mi victoria!

Lee más:

.:Corazón, lugar donde la misericordia y la oración se hacen presentes
.:¿Cuál es la importancia de vivir la madurez en la oración?
.:La transformación está en la adoración

¡En la rutina de madre, esposa, dueña de casa y trabajadora, sepa: estar delante de la Cruz toda diferencia!

Delante de esta Cruz, ya he rezado así y comparto contigo si quieres hacer los mismo: “Señor, quitas de mí, ahora todo lo que no es Tuyo, todo que no es bueno, todo que es pecado. Quita mi impaciencia, cansancio, la falta de controle, tristeza; y llename de tu Gracia. ¡Yo amo el Señor, Jesús, pero me enseña a amarlo más!

Desafió de la semana: ¡Amar Jesús en la cruz y dejarse amar por Él!

Rosení Valdez Oliveira
Misionera en la Comunidad Canción Nueva desde 1997. Ella vive en la misión de Cachoeira Paulista (SP) y actua en el sector infantil-juvenil con producción de contenido para niños y adolescentes. Rosení también predica en encuentros para parejas juntamente con su esposo, Alexandre Oliveira. Semanalmente, la pareja hace una live oracional en el Instagram de @cancaonova. La misionera es columnista, desde 2013, del portal cancaonova.com. También es organizadora del libro “#Adolescente – de casi todo un poco’, por la editora Canção Nova, y del DVD ‘Un lugar muy bueno’, por la grabadora Canção Nova.

Deja un comentario