¿Existe desilusión amorosa en un amor verdadero?

¿Quién no desilusionó en la gran aventura de amar y ser amado? ¿Quién no estuvo nunca llorando horas porque el “gran amor” simplemente la “nada del amor”? De hecho, el amor verdadero conlleva esa “fase” de la desilusión. ¡Es así! Se hace necesario vivir la desilusión para que, de verdad, sea amor verdadero.

En el libro que está por llegar, Leticia y yo, mi esposa, trabajamos las fases del amor verdadero, según la mirada psicológica. Fases que son la ilusión, la desconfianza, la desilusión y la esperanza. Pero como el libro está por lanzarse, aquí quiero hablar un poco de la fase de la desilusión, por la cual todo amor, que es verdadero, debe pasar. Solo el amor fuerte y verdadero logra resucitar. ¡Esta es la fase de la desilusión/decepción!

Foto: Daniel Mafra/cancionnueva.com.es

¿Qué sería esa desilusión?

Des+ilusión, es decir, ¡sin ilusión! Esta es la fase en que te confrontas con el otro real, es la fase de la “media noche de la cenicienta”, donde lo idealizado parece desaparecer, y lo que la otra persona es se va tornando palpable, concreto y real.

Conocemos a muchos matrimonios que, en esa fase, comienzan a decir: “Yo no me enamoré de esta persona con la que me relaciono hoy. ¡Ha cambiado!” La primera parte de la frase es verdadera. La persona con la que hoy te relacionas no es de la que te enamoraste (no solamente), te enamoraste del “ideal” que colocaste en el otro. Cuando vas percibiendo que muchas cosas no son como pensabas, te vas desilusionando. No quiere decir que sea una mentira, lo cierto es que va apareciendo una persona real, con muchas cosas que te van a dar la certeza de que “es la persona indicada para mí”, pero también descubrirás que esa “persona indicada” no siempre será lo que deseas, pero sí lo que necesitas. Ahora, tal vez, la segunda parte de la frase que dice “ha cambiado” no sea tan así, pues, de hecho, siempre fue así, pero tú no podías ver a la persona concreta, solo tenía ojos para tu “ideal”.

En la psicología, una teoría afirma que el casamiento es una de las mayores fuentes de integración del individuo. Esa integración es de los opuestos en nosotros que aparecen en la relación. Ejemplificamos afirmando: muchas veces, lo que te enamora de esa persona es también lo que te hace separarte de ella (en el caso de que no madures en la relación y con ella).

¿Cómo comportarse ante la desilusión?

La joven se enamora del muchacho súper relajado, libre, bromista, que fluye en la vida y es abierto a las conversaciones. Ella afirma: “Lo que más me gusta de él es la libertad”. Pasando la fase de la idealización, entra en la de la desconfianza, y se choca con la fase de la desilusión, pues comienza a decir: “Él no cumple los horarios, es relajado con las cosas, se la pasa conversando con las chicas”. Lo que la llevó a enamorarse de él, puede ser lo que la lleve a dejarlo, pues no lograba ver lo que era verdaderamente.

Lee más: 
.:¿Es noviazgo o amistad?
.:¿Eres verdaderamente feliz?
.:¿En el tiempo del noviazgo, es necesario test-drive?

Retomando la cuestión de la integración, ellos están perdiendo la chance de equilibrar juntos la libertad y la responsabilidad. Tal vez, él pueda ser lo que ella desea, pero no lo logra; tal vez, de verdad, él necesite de ella para integrar toda esa libertad. Eso es el amor: opuestos que sea atraen. Eso, cuando es bien vivido, genera equilibrio y salud emocional.

Cuanto más real sea vayan tornando el uno para el otro, hay menos posibilidades de que esas imágenes mágicas y fascinantes proveniente del inconsciente permanezcan proyectadas sobre ellos.

Es bueno entender que esa fase de la desilusión es necesario para que el amor verdadero madure. Cuando más te desilusiones, más rápido vas a poder vivir la fascinante fase del camino al amor verdadera, que es la esperanza. Valorando lo que es la otra persona, me puedo decepcionar sin descartarla.

En fin, ¡la desilusión hace parte del verdadero amor! ¡Solo basta vivir el amor con lo que el otro es verdaderamente y no como quieres que sea!

¡Estamos juntos!

Adriano Gonçalves
Es miembro de la Comunidad Canción Nueva. Formado en filosofía y psicología. Se desenvolvió en la TV Canción Nueva como conductor del programa “Revolución Jesús” y en el Núcleo de Psicología que hace parte de la Formación General de la Comunidad Canción Nueva y hoy es formador local de la misión de Aracaju /SE. Es autor de los siguientes libros: “Santos de pantalones jeans”, “Nací para ser feliz”, “Quiero un Amor más grande” y “Ahora y para siempre: como vivir el amor verdadero”, por la Editora Canción Nueva.

Deja un comentario