La Bondad y la Belleza hacen parte de la mujer

Cómo la bondad y la belleza hacen parte de una mujer

La narración de la creación del mundo, en el libro del Génesis, afirma que todo lo que Dios creó era bueno. Dentro de sus diversas obras estaba la mujer. Entonces, al narrar la creación de la luz y la noche, del firmamento, el autor siempre termina diciendo: “Y Dios, vio que era bueno”. Sin embargo, al narrar la creación del hombre y la mujer, el autor afirma que, para Dios eso no era solo bueno, sino que MUY BUENO.

La bondad hace parte de ti desde el momento de tu concepción durante toda tu vida, siempre se hace presente de manera implícita. Lo que sucede es que los sufrimientos de la vida, las decepciones que enfrentamos, las marcas y las heridas que quedaron en nosotros pueden contaminar esa bondad. Y la lucha de todo cristiano es no dejar que el mal, la venganza, la ira y la falta de perdón substituyan la bondad por la maldad. “No te dejes vencer por el mal, más bien vence el mal con el bien” (Romanos 12,21).

Belleza de la mujer2

Por lo tanto, si no tienes la costumbre de escuchar que eres una buena persona o buena en aquello que haces, te digo, hay una verdad sobre ti: eres muy buena! La bondad hace parte de ti desde el momento de tu concepción y durante toda tu vida, siempre te haces presente de manera implícita.

Más allá de ser muy buena, eres también muy bella. Si! La belleza es obra y creación de Dios, y, como un excelente autor, El fue dejando el reflejo de su belleza en todas sus criaturas. Mujer, tu eres espejo de la belleza de Dios “Porque la grandeza y la belleza de las criaturas dan una idea del creador” (Sabiduría 13,5)

Lee más
.:Sueños de Mujer
.:Maquillaje para ver el otro lado
.:Sueños y planes de Dios para una mujer

La bondad y la belleza son fundamentales, porque toda mujer buena es bella, pero no toda mujer bella es buena. La estética es apenas un aspecto de la definición de belleza. Una persona físicamente bonita puede ser moralmente fea, y esa fealdad se manifiesta, comúnmente en una tristeza, que el rostro y los ojos no pueden esconder.

La belleza atrae

Los seres humanos se sienten atraídos por lo bello, y ya decía Dostoyevski: “La belleza salvará al mundo”. La belleza de la persona humana no se limita al cuerpo, porque ella posee una dimensión mucho mayor que solo estética: posee también una dimensión ética y religiosa. Todo lo que es verdadero y bueno es también bello. Por lo tanto, la belleza lleva a la persona a amar, contemplar, y eso puede salvar a las personas y al mundo, pues el amor santifica.

Tu valor no está solamente en tu aspecto físico, sino también en tu carácter, en la bondad y en la capacidad de amar. “Cuántas mujeres fueron y continúan siendo valorizadas por el aspecto físico que por la competencia, por la riqueza de su sensibilidad y en última instancia por la dignidad de su ser” (Carta del Papa Juan Pablo II a las mujeres).

Haz una lista

¿Qué es lo que no te gusta de ti? Haz una lista en este momento. Ahora preséntala a Dios, que fue quien te creo así. En una conversación sincera, pídele la gracia de superar esos puntos y valorizar más aún lo que sí te gusta de ti, y que es bellísimo. Entonces, Ahora la pregunta es: ¿Qué es lo que te gusta de ti? Haz otra lista. Pega esa lista en el espejo, para que todos los días al despertar con tu imagen, puedas fijar tu mirada en las cosas bellas y buenas que tienes.

Mujer, tu eres buena y muy bella! Si tú no te sientes así, entonces pídele a Dios la gracia de creer en esa verdad.

Dios te bendiga!

Fernanda Soares
Fernanda Soares es misionera de Canción Nueva. Fue presentadora del Programa Revolución Jesús. Fue una de las presentadoras en el palco principal de la Jornada Mundial de la Juventud Rio 2013-. Autora de los libros “Una mujer según el corazón de Dios” y “La belleza de la mujer a ser revelada”. Hoy trabaja como productora de conido en el sector de Internet de Canción Nueva.

Deja un comentario