¿Cuál es la fuerza de oración de los abuelos que rezan por los nietos?

¿En un mundo tan voraz por el alma de los niños y de los jóvenes, como los abuelos pueden rezar con poder por los suyos? Sabemos que los peligros están por todas las partes, en la realidad, nunca sentimos que nuestro nietos están seguros en la escuela, en los parques y en los shoppings. Muchas veces, estos peligros están dentro de la propia casa y con personas conocidas. Delante de estos hechos, una angustia puede instalarse y el deseo de protección asola los corazones, sin embargo, no podemos protegerlos de todo, solo Dios es capaz de eso. A los abuelos compite rezar con poder. Además, ¿muchos se preguntan como pueden hacer eso? Para responder esta pregunta, necesitamos entender lo que significa rezar y cual la autoridad de los abuelos en el mundo espiritual para ser eficaz.

Primero, ellos necesitan creer en Dios y, como hijos, buscar conocerlo mejor, creer en Su amor y Su preocupación con lo que ocurre en la vida de cada uno. Para eso, los abuelos necesitan aprender a dialogar con Dios, compartiendo angustias personas y familiares. Recordando que Él siempre nos escuche y atiende de acuerdo con lo que sea bueno para la vida de quien estamos pidiendo. Buscar a Dios y cultivar la relación parece obvio, pero, cuando estamos junto de Él, Su presencia trae paz; y al escuchar Su Palabra, la oración va ser mejor guiada, es decir, los abuelos necesitan aprender a conocer el Padre del cielo y creer en la fuerza de este amor y de todo lo que Él hace para sernos salvos.

Foto: Andréia Britta/cancionnueva.com.es

¿Cuál el papel espiritual de los abuelos en relación a los nietos?

Muchas veces, se confunden autoridad con autoritarismo, que son dos cosas diferentes. Dios dio autoridad a los padres, abuelos y padrinos para servir mejor las personas sobre cuales tiene poder en el mundo espiritual. La palabra, en Romanos 13, 1-2, “Todos se someten a las autoridades que ejercen poder, porque no existe autoridad que no viene de Dios, y las autoridades que existen fueron establecidas por Dios. Por lo tanto, lo que se opone a la autoridad resiste a la ordenación de Dios, y tales rebeldes van atrae sobre si mismo la condenación”.

Para eso, necesitan tener en Jesús su modelo, Él utilizo su autoridad espiritual, primero se sometió a la voluntad del Padre y, después, rescatando las personas por la cruz. Es papel espiritual de los abuelos practicaren el bien, porque la autoridad esta a servicio de Dios. Feliz de aquellos que guían los suyos para el camino recto, procediendo bien y se revistiendo de la fuerza que viene del alto, porque atraen para sí las bendiciones y no maldicen.

Muchos abuelos creen que su papel es mimar nietos con regalos y paseos, olvidando que su principal función es rezar por ellos, rezar preventivamente y también por situaciones establecidas. Sabemos cuantos se pierden en accidentes domésticos o en transito, para eso clamen por protección de seguridad. Otros se pierden por malas compañías, vecinos malos o incapacidad de percibir lo que esta en tu alrededor. En estas situaciones, la oración necesita ser canalizada por el libramiento de peligro visible e invisible. Algunos se pierden en este mundo tan materialista, entonces, reza para que ellos recurren el camino de Dios. Algunos son cometidos de enfermedad o muertos, por eso la oración necesita ser guiada para la cura o consuelo del corazón cuando ella no ocurre de forma esperada.

Canalizar las oraciones

Soy abuelo de cinco nietos en edades que varían de tres a diecinueve, por lo tanto, mis oraciones son hechas para atender varias situaciones, cada uno necesita de un foco de acuerdo con el momento que vivencia. La vida nos muestra que necesitamos, primero, asumir autoridad en el mundo espiritual y después canalizar las oraciones, según la voluntad de Dios y no nuestra. Nosotros hacemos nuestras oraciones y Él distribuye de acuerdo con las necesidades del momento, por eso, en la mayoría de las veces, no percibimos el libramiento diario que nuestros nietos reciben.

No solo los hijos y nietos son agraciados con las oraciones, pero también aquellos que rezan por ellos, porque Dios, al dar la tarea de la oración para los abuelos, también concede gracias para ejecutar bien el servicio propuesto. Eso significa que tanto quien reza como quien recibe oraciones son canales de gracias espirituales, porque reciben y transmiten las bendiciones de Dios. Los abuelos, con la madurez adquirida, pueden ayudar a los padres a moldar sus comportamiento y aprendieron con Jesús, que creció no solo en tamaño, pero también en sabiduría y gracia.

Lee más:

.:La influencia de los abuelos en la educación de los nietos
.:¿Los hijos están con exceso o falta de amor?
.:Tips para no mimar los hijos

¡Bendice a tus nietos!

Pablo elogia Timoteo por la herencia cristiana que recibió de su madre y abuelo, porque, durante los servicios en las comunidad, él tiene la fortaleza de la fe aprendida en su casa. La oración es una forma de protección, los abuelos pueden cercar tus nietos de los peligros espirituales rezando con y por ellos. Enseñar la Palabra de Dios también ayuda los nietos, porque, delante de las dificultades de la vida, la Biblia puede ser el guía que va librarlos de situaciones difíciles.

Necesitamos, constantemente, bendecir los hijos y nietos, porque eso “obliga” a Dios a derramar gracias. La frase “Dios te bendiga” contiene la fuerza de las gracias prometidas por Dios, para quien ejerce la autoridad espiritual de forma correcta. No importa cual la edad que tus hijos y nietos tiene, porque, en el campo espiritual, los abuelos siempre tendrán poder se estuvieren unidos a Dios. Unidos por el amor de Dios podamos rezar, incesantemente, por el bien estar fisico, emocional y espiritual de los nuestros, sin importanos con la forma y el lugar. El importante es recordar que el tu pedido puede cambiar cualquier situación de tus nietos, porque tu oración es revestida del poder que viene del alto, que emana de Dios.

Angela Abdo
Maestra en Ciencias de Contabilidad por la Fucape, pos graduada en Gestión de Personas por la Faesa, graduada en Servicio Social Ufes y psicanalista. Consultora y Ejecutiva en la area de RH y empresa hospitalarios. Fue coordinadora del grupo fundador del Movimiento Madres que Rezar por los Hijos de la paroquia San Camilo de Lelis (ES) y del grupo de Amigos de Canción Nueva de Victoria. Actualmente, es coordinadora nacional e internacional del Movimiento Madres que Rezan por los Hijos.

Deja un comentario