La nueva creación en Cristo

Para que puedas reflexionar y comprender el vídeo necesitas ‘accionar el subtitulo en español’:

Me dirijo a vosotros, niños recién nacidos, pequeños en Cristo, nueva descendencia de la Igelsia, belleza del Padre, fecundidad de la Madre, descendiente santo, multitud renovad, flor de nuestro honor y fruto de nuestro trabajo, mi alegría y corona, a todos vosotros que permanece firmes en el Señor. Es con palabras del Apóstol que hablo: Revistate del señor Jesucristo y no atiende los deseos de la carne, en sus concupiscencias, para que llenes la vida que te fue comunicada en el sacramento.

Bautismo de Cristo

Todos vosotros que recibieron el Bautismo de Cristo fueron revestidos de Cristo. No hay judío ni griego, no hay esclavo tampoco libre, no hay hombre tampoco mujer: todos vosotros es un solo Cristo. En esto está la eficacia del sacramento: es el sacramento de la vida nueva, que comienza en el tiempo presente por la remisión de todos los pecados pasados y alcanzará su plenitud en la resurrección de los muertos.

Fueron sepultados con cristo por el bautismo en su muerte, para que, así como Cristo resucitó de los muertos, también tu puedas caminar en una vida nueva. Ahora camines por la fe, viviendo en este cuerpo mortal como peregrinos lejos del Señor. Pero vuestro camino seguro es Aquel mismo para quien tú direcionas Jesucristo, que se hizo hombre por a amor a nosotros. Para los fieles Él ha preparado un gran tesoro de felicidad, que va revelar y comunicar en plenitud a todos los que en Él esperan, cuando recibimos en realidad lo que recibimos ahora solo en esperanza.

Octava de Pascua

Hoy es el octavo día de vuestro nacimiento. Hoy se completa en ti la señal de la fe, que, entre los antiguos patriarcas, se realizaba por la circuncisión de la carne, en el octavo día del nacimiento según la carne. Así, también el propio señor, al resucitar, dejando la mortalidad de su carne y revestido de un cuerpo no diferente pero inmortal, consagró con su resurrección el “día del Señor”, que es el tercero después de su pasión, pero en el encuentro semanal de los días, a partir de sábado, es el octavo y coindice con el primer de la semana.

Por eso también tú participas en el mismo misterio, no aún en la realidad perfecta pero en la seguridad de la esperanza, porque recibió la garantía del espíritu: Si resucitamos con Cristo, disfruta de las cosas del alto, donde Cristo está sentado a la derecha de Dios; buscad las cosas del alto y no las de la tierra. Porque moriste, y tu vida está oculta con Cristo en Dios. Cuando Cristo, manifestar, entonces tu también vas manifestar con Él en la gloria.

Lee más:
.:¿Como elegir los padrinos de bautismo de mis hijos?
.:¿Qué es el bautismo en el Espíritu Santo?
.:La misericordia del Señor alcanza a todos

*De los Sermones de Santo Agustin, obispos | (Sermão 8 na oitava da Páscoa 1, 4: PL 46, 838. 841) (Sec. V)

Deja un comentario