Los desafíos de la vida conyugal

29/03/2017

Para vivir una nueva vida, existe la necesidad de adaptarse también a las nuevas actitudes

Se entiende por matrimonios la unión legitima entre un hombre y una mujer que se dispone a vivir bajo los mismos principios regidos por la Iglesia. Eso no deja la pareja de vivir las dificultades y los desafíos en el ejercicio de la vida común. Vivir un compromiso de profundos vínculos, como es el matrimonio, sin renunciar abdicar de los hábitos vividos mientras solteros, seguramente va hacer que las parejas enfrentan muchos problemas y complicaciones en el convivió.

Los desafíos de la vida conyugal 2

Copyright: Ridofranz

Motivos que hacen surgir una crisis son muchos; establecer equilibrio entre la familia, el trabajo y, de forma especial en este artículo, la vida social, es uno de los nuevos desafíos de la vida conyugal. Mientras estábamos solteros, no teníamos un compromiso establecido con alguien, el tiempo era nuestro. Podríamos hacer lo que queríamos, caminar a donde queríamos. En cierto modo, no necesitamos dar satisfacción ni compartir nuestra agenda con nadie. Sin embargo, pueden ser incómodos, para quien quedo en casa, las famosas “estiradas” de los viernes o las interminables tardes de los fines de semana con los amigos. Aún que estas sean practicas inocentes, algunas personas, desatentas, se olvidan de que su cónyuge tiene sentimientos y también planea aprovechar del tiempo libre a tu lado.

Para vivir una nueva vida, existe necesidades de adaptarse también a las nuevas actitudes. Muchas cosas, a lo largo de los años, van despuntar y exigir pequeños ajustes en el cotidiano de la pareja. Una forma de aprender a educar nuestros hábitos, es mejorar en el sentido de dividir el tiempo libre, considerando también la necesidad de estar con el cónyuge. Además, nadie puede conocer el otro en escasos y limitados momentos de convivencia. En la practica de “conocer y ser conocido”, las parejas pasan a convertirse compañeros, a punto de identificar los medos, las aspiraciones e insatisfacciones uno del otro, convirtiéndose cada vez más cerca y cómplices.

Muchas personas, por no haber entendido tales principios, dejan estas obligaciones, argumentando que el matrimonio es una institución fallida y fuera de moda. Para otras, la idea que se pasa sobre el matrimonio es la de prisión, entre otras definiciones.

Cada desafío requiere esfuerzo y paciencia

Cuando asumimos una relación, nosotros los hacemos por libre y espontanea voluntad. Una vez asumiendo el compromiso de vida a dos, y vemos las posibles y necesarias adecuaciones de nuestros antiguos hábitos, podemos creer que estamos perdiendo la libertad o que el nuevo estado de vida “corta nuestras alas”

Lee más:
.:Matrimonio, camino de santificación
.:¿Sera que el matrimonio esta fuera de moda?
.:¿Como construir un matrimonio sano?

Extrapolar en las experiencias, sobre las cuales se piensa tener derecho, viviendo todas las oportunidades, justificando que la vida es corta y por eso debe ser aprovechada, no conviene aquel que desea promover la felicidad del ser amado. De hecho, la vida realmente parece corta para vivir los infinitos actos de cariño de parejas apasionados.

Cuando vemos la novedad de una experiencia a dos como un peso o una clausura, en realidad, estamos rotulando y exhibiendo nuestro cónyuge como alguien opresor o egoísta. Por lo tanto, paciencia y esfuerzo va ser necesario atributos necesario para asimilar los desafíos de vida conyugal, especialmente para aquellos que desean nutrir la llama del amor entre sí.

Dios bendiga a cada uno por el nuevo propósito.

Dado Moura
Dado Moura trabaja actualmente en la Editora Canção Nova [Canción Nueva], actor de 4 libros, todos direccionados para buena convivencia en las relaciones. Otros temas del actor están disponibles en www.meurelacionamento.net twitter: @dadomoura facebook: www.facebook.com/reflexoes

Traducido por: Thaís Azevedo // Canção Nova

Comentarios