Los tips de Jesús

“Aquel que Jesús más amaba” (Jn 13, 23) permaneció con Él en Sus mayores dificultades, y buscaba colectar cada detalle en lugar de seguir a Él. Por eso, el propio Jesús fue dejando unas tips ara que Su amigo permanezca firme.

Al bajar su cabeza sobre el pecho del amigo, Juan se da cuenta que la santa Cena era de mucha importancia. Escuchando el corazón y las palabaras del Maestro – “Hagan esto en memoria mía” (1Cor 11, 24) -, sepa lo que era esencial para permanecer en Jesús. En aquel momento, presentaba un gran tips: ¡La Santa Misa!

Foto: PeteWill by Getty Imagens

Tips para lo que permanecen

Más adelante, en sus últimos omentos de sufrimiento, el proprio Jesús, preocupado con lo que sería de Sus discípulos, busca dar más un direccionamiento: “ Aquí tienes a tu madre” (Jn 19, 27). Ella fue para Jesús causa de gran consolación y fuerza en varios momentos de Su vida. Sabiendo de eso, el Maestro deseo apuntarla a Juan, para que él pudiera permanecer firme delante la dificultades de la vida. Sin duda ninguna, María es modelos de aquella que no perdió el Cristo de vista.

Sabiendo de la debilidad de aquellos que Él tanto amaba, Jesús dejo su Espíritu para que, en Su “ausencia”, ellos tuviese una “ayuda”. Él apareció a los apóstoles, reunidos en Cenáculo, y “entonces, soplo sobre ellos y dijo: ‘Recibí el Espíritu Santo” (Jn 20, 22). De hecho, esta actitud fue la ultima y un gran tips y regalo. De esta forma, el discípulo amado supo colectar todo eso y relatar en su Evangelio, sabiendo que nosotros necesitaríamos de estos tips.

Lee más:
.:¡Necesitamos prepararnos para el combate espiritual!
.:Encontrar al Cristo es vivir la vida nueva
.:Consagración a la Sangre de Cristo

En los Evangelios, encontramos, por lo tanto, los tips de aquellos que permanecerán, aún delante de las tribulaciones, con los ojos fijos en Jesús. Estas permanencia fue total, llevando Juan hasta el martirio. Así, él nos enseña que con María, la Santa Misa y el Espíritu nos mantendremos seguros en Jesús. Creíamos en Sus promesas y en testimonio de aquel que escucho el “corazón de Dios”.

Rafael Vitto
Natural de la ciudad de Cuiaba – MT (Brasil), es miembro de la Comunidad Canción Nueva desde 2015. Hoy, él es seminarista y estudiante del curso de Filosofía en la graduación Canción Nueva.

Deja un comentario