Perdonar a si mismo es el primero paso para la felicidad

30/08/2017

Personas que no consiguen perdonarse pueden bloquear la propria felicidad

¿Tu conoces alguien que tiene una vida donde parece dar todo equivocado, donde solo cosas malas suceden y nada va hacia adelante? Pérdidas, muertes, desempleo y tragedias rondan su historia. Tal vez te preguntes: “¿Qué tiene de equivocado con esta persona? Sera que Dios esta castigando, haciéndola pagar por algo que hizo?”. ¿Cuál es la culpa de esta persona? Tal vez ella no tiene ninguna culpa.

Foto: Daniel Mafra/cancaonova.com

Foto: Daniel Mafra/cancionnueva.com.es

Otra situación aún peor: ¡tu conoces alguien que tiene una vida aparentemente perfecta, donde esta todo bien, y justamente cuando debería “celebrar” las victorias, ella entra en depresión! Tal vez aún diga: “¡Quien sabe ella no merece todo eso, es una pecadora!”. Sí, tal vez esta persona piensa exactamente eso, porque el peor de los juicios es el “auto juicio”. Personas que se sienten culpadas, sucias, desmerecedoras por algo que hicieran en el pasado y que no conseguirán perdonarse, pueden bloquear en la propia vida y felicidad. Es una especie de condenación.

En el vídeo a seguir, van ver la historia de una joven que tuvo, a lo largo de la vida, muchos sufrimientos, pierdas de las personas que ella más amaba, incluso el novio. Ella se sentía culpada delante de todo, y esta culpa tuvo origen en una escena de tu infancia. Es como si ella tuviera dejado este niño interior de castigo por una vida toda. Acompaña como ella consiguió superar esta culpa.

Dentro de nosotros puede existir un juez muy carrasco. Este sí es capaz de barrar dentro del cerebro (y tal vez de alma) todas las posibilidades de ser feliz, de sentir merecedor, digno de bendiciones, digno de tener un buen marido, esposa, hijos saludables, digno de ser feliz. Por lo tanto, digno de perdón, de vida nueva y recomienza.

La espiritualidad puede ayudarnos mucho en el proceso de perdón de nosotros mismos. Puede ser la “llave” que podremos quedar libres para sonreír, para amar y ser amados, y acoger todas las gracias que la vida nos da.

Lee más:
.:¿Cómo los afectos y estímulos ayudan en el desarrollo de los niños?
.:Seamos maduros, pero sin perder el corazón de niños
.:Niños: más sanos, más ricos, pero les va peor

Adriana Potexki
Adriana Potexki es escritora de libros ‘La sanación de los sentimientos en mí y en el mundo’ y ‘La sanación de los sentimientos en los pequeños’. Con formación en Psicología, ella es terapeuta certificada por el EMDR Institute, predicadora internacional y bloguera de la pagina ‘Siempre Familia’, del Grupo GRPCom.

Comentarios