Perjuicios de la pornografía para la juventud

La pornografía no solo causa daños en los matrimonios, sino que también tiene un fuerte impacto en los adolescentes

Un estudio sobre los adolescentes mostraba que el consumo habitual de pornografía hace que no sean fieles con sus novias. De la misma forma, el uso de pornografía aumentaba después la infidelidad matrimonial en más de 300%.

Perjuicios de la pornografía para la juventud2

Patrick F. Fagan, director del “Centro de Investigación sobre el Matrimonio y la Religión”, describe los efectos sociales y psicológicos de la pornografía en su estudio “The Effects of Pornography on Individuals, Marriage, Family and Community” (Efectos de la pornografía en el individuo, en el matrimonio, en la familia y en la comunidad). (Roma, 17/2/2010, zenit.org): los adolescentes que ven pornografía se desorientan durante la fase de desarrollo en la cual están aprendiendo a lidiar con su sexualidad y también cuando son más vulnerables las incertezas sobre sus creencias sexuales y valores morales.

Un estudio mostró que los adolescentes expuestos a altos niveles de pornografía tenían un nivel más bajo de autoestima sexual. Existe también una relación significativa entre ver con frecuencia pornografía, sentimientos y sensaciones de soledad, incluyendo graves depresiones. El alto consumo de pornografía en la adolescencia puede ser también un factor de importancia en los embarazos adolescentes.

.: Exposición de los hijos en internet 

Un estudio realizado en Washington, dijo que consumidores de pornografía son menos felices. El estudio advierte sobre el impacto negativo en las relaciones, en la productividad y en la felicidad de los consumidores de pornografía.

El grupo de investigadores multidisciplinario del “The social cost of pornography: A statement of findings and recommendations” (El costo social de la pornografía: estado actual y recomendaciones), publicó los siguientes datos por el Instituto Witherspoon.

1- “Desde el comienzo de la era del Internet, las personas consumen más pornografía que nunca y su contenido se convierte cada vez más gráfico”, aseguró la investigadora del centro Hoover Institution, Mary Eberstadt.

2- “Los que ven pornografía creen que su vida sexual va a ser mejor, pero tienen eyaculación precoz, más disfunciones y problemas para relacionarse”, afirma Mary Anne Layden, coautora y directora del programa de traumas sexuales y psicopatología de la Universidad de la Pensilvania.

Según Layden, la exposición en masa a contenidos pornográficos lleva a cambios de creencias y actitudes sociales; por ejemplo, se aumenta la insensibilidad con relación a las mujeres, se reduce el apoyo al movimiento de liberación femenina y se pierde la noción de que estos contenidos deben ser limitados para menores.

Varios estudios, como el “Romantic Partners Use of Pornography; Its significance for Women” del médico A.J. Bridges, señalan que la mujer que sabe que su marido consume pornografía se siente traicionada y no confía en la pareja.

3-Los costos psicológicos al que hacen referencia los autores en situaciones como esta, pueden desencadenar otras consecuencias en la pareja, como el divorcio. Según datos de la Sociedad Americana de Abogados Matrimoniales, que incluye 1,6 mil profesionales de todo el país, 56% de los 350 casos atendidos en el 2003 tenían relación con el interés obsesivo de uno de la pareja por sitios pornográficos.

4- El consumo continuo de estos productos a menudo acaba en alguna patología, dijo Layden. Ella recordó que por la primera vez el DSM 5, manual utilizado para hacer diagnostico psiquiátricos, va incluyendo como enfermedades las dependencias de sexo y de la pornografía.

Segundo Layden, “un software para bloquear las paginas con contenidos pornográficos en la Internet no es suficiente”, ya que los niños tienen a su alcance otros sitios donde pueden encontrar el código para desbloquear el filtro. La investigadora exige la industria del entretenimiento que deja de “hacer dinero hiriendo los niños”.

“La presencia de la pornografía en la vida de muchos niños y niñas adolescentes es más importante que lo que la mayoría de los adultos cree”, apuntó. Layden lamenta que la pornografía  “deformó el desarrollo sexual saludable de los jóvenes”.

Para Eberstadt, es necesario “cambiar lo que socialmente no se ve como algo malo” y ver el tema como algo que afecta la sociedad en su conjunto. De esta forma va a ser posible crear un movimiento contra la pornografía.

Lee más:
.:Testimonio de pornografía
.:La pornografía por un click

Traducción: Thaís Rufino de Azevedo

Profesor Felipe Aquino
Master y Doctor en Ingeniería Mecánica. Recibió el título de Caballero de la Orden de San Gregorio Magno por el Papa Benedicto XVI, es autor de varios libros y presentador de programas de televisión y radio de la comunidad Canción Nueva

Deja un comentario