¿Por qué ser puntual es tan difícil?

16/03/2017

Volverse rehén de la falta de puntualidad perjudica su imagen como persona y como profesional

El ómnibus perdido, la tarea presentada incompleta, la respiración acelerada al entrar a la sala una vez iniciada la reunión y los ojos que te miran, por ser el que siempre llega tarde. Ejemplos básicos de situaciones que enfrentas o que te tocó ver en el día a día atribulado.

Por qué ser puntual es tan difícil 2

Foto: Daniel Mafra / cancionnueva.com.es

Una de las características de la era tecnológica, en la cual estamos insertos, es la rapidez de las acciones. Los equipos, como celulares y computadoras, proporcionan actividades de ocio, trabajo y relaciones, pero, al mismo tiempo, exigen un aumento de nuestras capacidades para poder acompañar los procesos. Sin embargo, el tiempo es el mismo, no aumenta. Tenemos más tareas dentro de un corto reloj.

No cumplir con los compromisos con una organización previa genera atrasos, que caracterizan la irresponsabilidad, falta de prioridad. ¿Por qué es difícil llegar a la hora pautada? ¿Por qué es difícil entregar las tareas en el plazo establecido?

Hay quienes dicen que es contagioso o que es de familia. La rutina o la falta de ella contribuyen a los retrasos. Hay también aquellos que culpan a factores externos, nunca a sus actitudes desordenadas. Las disculpas van desde el despertador que no sonó hasta la enfermedad de la mascota.

Después de sufrir con esas experiencias destructivas y de recoger los frutos amargos de actitudes fuera de plazo, decidí escuchar el consejo de profesionales que ayudan en el gerenciamiento del tiempo. Los resultados fueron cambios en la rutina con excelentes beneficios. Los comparto con ustedes:

1. Anotar los compromisos del día – el acto de escribir ayuda a memorizar

2. Establecer prioridades dentro de las actividades – saber diferencias entre lo urgente y lo importante.

3. Separar ropas, zapatos y accesorios el día anterior – evita pérdidas de tiempo

4. Adelantar el reloj 10 minutos – no solo el de la casa, sino el del celular también

5. Salir con tiempo de casa – lo más difícil de todo, pero cumpliendo los anteriores, se puede

Llegar tarde un día puede parecer normal. Volverse rehén de la falta de puntualidad perjudica tu imagen como persona y profesional. Vive una nueva experiencia y después cuénteme sus resultados.

Lee más:
.:Diez tips para santificar el trabajo
.:Los peligros de la autoconfianza excesiva en el trabajo
.:Oración al empezar un día de trabajo

Ioná Piva
Actualmente es profesora de la Facultad Canción Nueva (Periodismo, Radio y Televisión). Maestra en Comunicación Social

Comentarios