¿Es posible tener una vida sexual activa en la tercera edad?

Sexo en la tercera edad

Con más recursos para cuidar de la salud, con personas buscando mayor calidad de vida, además de innumerables estudios actualizados vueltos para el bienestar de las personas, la expectativa de la vida de la humanidad, la tercera edad, aumento gradualmente de año en año.

Una pesquisa reciente revelo que la expectativa de vida del brasileño subió para 75,5 años, es elevado si comparado a la media de 33 años que vivían las personas hace un siglo atrás.

Foto: PeopleImages

Cada vez más personas tiene consciencia sobre la necesidad de cambios básicos en la alimentación y en los hábitos de vida, cambiando el sedentarismo, los alimentos grasoso y listos, por alimentaciones más orgánicas, saludables y actividades físicas regulares. El ideal es siempre tener acompañamiento de especialista de las áreas médicas y de nutrición para que el resultado sea el más adecuado a cada individuo, que tiene un metabolismo y estilo de vida proprios. Toda esta evolución tiene resultado en un mayor número de personas mayores de edad en la población del planeta.

Entre muchos cuidados con la saluda física de la persona mayor de edad y la mejora de tu calidad de vida, la salud sexual también tiene un nuevo enfoque dentro de ese escenario.

La cuestión es: delante de algunas funciones que cambian tanto a lo largo de la vida, como la disposición y la habilidad para algunas actividades, la sexualidad del anciano puede ser también objeto de atención y dedicación para que haya armonía en todos los aspectos de salud del individuo.

Sabemos que el libido puede quedar comprometido en esta fase de vida, que las hormona cambian mucho después de la menopausia y de la andropausia, haciendo con que los estímulos que antes despertaban el deseo sexual ya no hacen tanto efecto. El interés por el sexo puede cambiar drásticamente en esta fase.

Lee más:
.:¿Qué dice la Iglesia sobre el sexo oral?
.:¿Por que el sexo antes del matrimonio es pecado?
.:¡Algo inédito sobre el amor y sexo!

Delante de ese contexto, creo ser interesante evaluar sobre la capacidad que cada uno tiene de sentir placer en las más variadas actividades del cotidiano. Muchos acaban no se permitiendo disfrutar la vida en la simplicidad del cotidiano, en el calor de un abrazo o de un dialogo con el compañero.

Si estamos hablando sobre la relación sexual, estamos abordando el contacto entre los sexos, entre hombres y mujeres. En la tercera edad (o en la mejor edad, como muchos acostumbran hablar), el placer de la relación sexual puede ser encontrado en el entrelazado de las manos cuando camina en la plaza, o de los pies debajo de la colcha.

Si la pareja se permite sentirse profundamente estos pequeños placeres, el acto conyugal va ser una consecuencia natural, sin grandes expectativas o cobranzas. Si la comprensión y la compañía fueron alimentadas a lo largo de una vida, el físico menos atrayente, las arruga y la vitalidad menos evidente no van ser obstáculo para un momento intimo entre la pareja.

Armonía entre la pareja

Como dije arriba, es importante tener armonía en la vida de la pareja. Si un esta con alguna enfermedad física o psíquica, es obvio que la relación sexual va adquirir una importancia menor en ese momento. Hay que observar las cuestiones de respeto, cuidado y cariño en todos los momentos, porque si una de las partes se siente con negligencia o poco amada, sentirá menos deseo y placer sexual.

Sin embargo, es posible tener vida sexual activa en la tercera edad, porque, como presentan los estadístico, las personas están atentas a la saluda y a la calidad de vida, y eso involucra también la salud sexual. Las personas mayores de edad comienzan a tener más tiempo para dedicarse a sí mismo, y eso puede elevar mucho tu autoestima, que va reflexionar en el libido.

Los demás aspectos, funcionan como en cualquier etapa de la vida sexual: diálogos, cariños, comprensión, pequeñas sorpresas y mucho amor siempre son ingredientes que pueden encender la llama del deseo.

Milena Carbonari
Conferencia en empresas, escuelas y comunidades, psicóloga Milena Carbonari es Pos-Graduada en Educación y Terapia Sexual y terapeuta de EMDR (tratamiento de traumas y fobia). Milena también tiene formación en Constelación Familiares. Contacto: psicologa@milenacarbonari.com.br

Deja un comentario