¿Qué me hace soñar y ser feliz?

Incluso en medio de las adversidades podemos soñar y ser feliz

Cada tanto hace bien evaluar nuestras vidas y percibir la necesidad de cambios para continuar viviendo plenamente. Es como alguien que está transitando un camino recto y, de repente, se encuentra con una bifurcación. No se puede seguir de la misma manera, hay que optar por una dirección u otra, y prepararse para las novedades que siguen. ¡Sí, la vida está hecha de novedades!

Sueño

Cada día es único, aunque esté repleto de cosas aparentemente iguales. Nosotros también somos únicos, a pesar de que, a veces, nos traten como iguales. Entonces, vivir cada día con sus sorpresas, tomando nuestras propias elecciones, abierto a las novedades, es lo que da verdadero sentido a la vida. Es más, sentido es una palabra que tiene que ver con la forma en que escogemos vivir. No estamos en este mundo por casualidad, y tener un sentido en la vida es lo que marca la diferencia. Conozco un proverbio popular que dice: “Para un marinero que no sabe dónde ir, ningún viento le es favorable”.

Es decir, quien no tiene una meta difícilmente llegue a alguna conquista, y hasta cuando pasen cosas buenas, nada parece favorable. Es que la verdad, se suele encontrar lo que se busca. Por eso, si buscas la felicidad, por ejemplo, encontrarás razones para ser feliz incluso en medio de las adversidades; sin embargo, si no buscas la felicidad, cuando llegue no la reconocerás. Entonces, ¿si no sé qué estoy buscando, cómo lo voy a encontrar? Es cierto que existen piedras en el camino y que no todos los vientos soplan a nuestro favor, pero cuando tenemos una meta, algunas piedras nos sirven de escalón y algunos vientos nos hacen avanzar mar adentro con mayor velocidad. Entonces, si queremos realizar sueños y vivir en paz, necesitamos tener en claro a dónde queremos llegar, y, a partir de allí, hacemos las pequeñas y las grandes elecciones del día a día, sin miedo a arriesgarnos.

Recuerda que eres único y tienes un valor fundamental en este mundo. Sigue tu corazón e intenta actuar de acuerdo con lo que deseas y sueñas, y no de acuerdo con lo que los demás piensan y quieren de ti. En esta búsqueda, necesitas mirar tu pasado con gratitud, a pesar de que haya sido difícil, sabiendo que tu pasado puede influir positivamente si aprendiste de los errores. También necesitas tener calma y respetar tu proceso de cambio.

Lee más:
.:Retirando los excesos de nuestra vida
.:Siete consejos para un cambio de vida con fe y valentía
.:Dejemos nuestros sueños para vivir el sueño de Dios

El mundo pide prisa, es verdad, pero el corazón tiene su propio ritmo. Por lo tanto:

-Ten paciencia contigo mismo, respeta tus límites y da un paso a la vez sin desanimarte.

-No permitas que nada impida tus relaciones con las personas, con Dios y contigo mismo.

-Si es necesario, reconcíliate, recomienza, ama más intensamente y no quieras ser siempre el dueño de la razón.

-Permítete el derecho a equivocarte y arriesga una vez más, siempre que sea necesario.

Quien sabe lo que quiere no pierde tiempo lamentándose por las caídas, mira hacia el futuro con esperanza y sabe que para llegar a donde se desea, se debe vivir bien el presente. Por lo tanto, levanta tu cabeza y vuelve a creer en tus sueños ahora mismo.

No estás solo, existe un Dios que te ama y que está dispuesto a conducir tus pasos. “   Ya sea que te desvíes a la derecha o a la izquierda, tus oídos percibirán a tus espaldas una voz que te dirá: «Éste es el camino; síguelo.»” (Is 30,21).

La felicidad te está esperando detrás de cada acontecimiento que la vida te proporciona, ve a su encuentro sin miedo. ¡Los vientos son favorables para el marinero que sabe dónde quiere llegar!

Dijanira Silva
Misionera de la Comunidad Canción Nueva, actualmente reside en la misión de San Pablo

Deja un comentario