¿Quiero tener hijos o quiero ser madre?

Parece que la pregunta es una sola, pero existe una diferencia muy grande entre cada una de ellas

La primera pregunta, de hecho, podemos decir que es fruto de un deseo muy egoísta, una satisfacción del proprio ego. Muchas madres tienen sus hijos como trofeo, porque ella expone constantemente, mostrando aquel que “salvó” el matrimonio después de su nacimiento. Exhibir las bellas ropas caras que es capaz de dar para su hijo, exponer su desarrollo y talento, pues, el hijo es especial.

Hijos

Muchas madres ponen los hijos en este lugar, y eso es peligroso, porque ponen en ellos un peso que aún no son capaces de soportar, aunque parezcan interesante o divertido, no es propio de su edad. Las madres exponen sus hijos como forma de mostrar que su familia es perfecta. ¿Será que es? ¿O creo un cuento de hadas para este niño vivir? Cuando ella descubrir que no es la princesa o príncipe, cual va ser su reacción?

Lee más:
.:Oración de las madres por sus hijos
.: Como lidiar con el hijo deficiente

Todo niño pasa naturalmente por la fase del narcisismo, egoísmo y egocentrismo. Sin embargo, si estas fases fueron estimuladas, puede ser que el niño no de cuenta de superarlas y continúe pagada a ellas por toda la vida. ¡Piense como es aburrido y agotador una relación con adultos narcisismos, que solo piensan en cuanto ellos pueden ser buenos, bellos y ostentan todo lo que tienen! O un adulto que tiene un grande sentimiento de posesión, que quiere todo, no esta satisfecho con nada y queda dando vueltas con “tener cosas y personas”, todas en el mismo lugar de objetos de pertenecer. Quien sabe un adulto egocéntrico, que se dice dueño de la verdad, que su palabra y sus pensamientos son siempre los mejores. Ten seguridad que no va ser fácil convivir con estas personas.

Madres que desean ser madres

¡Tener hijos es una respuesta a la sociedad! ¡Eso revela que soy capaz y viril! Pero la vía del amor pasa un poco distante de esta relación social. No que aquellos que desean a todo costo tener un hijo no los amen, pero es una manifestación de amor diferente.

Aquellas madres que desean ser madres quieren los hijos de la forma que ellos vengan. Sea saludable, enfermo, biológico o de corazón. No importan la forma que ella viene, importa que tengo amor para dar a este niño que me fue confiada. ¿Si tu recibes la noticia de que no puede engendrar hijos, cual seria tu reacción? ¿Adoptas un perro y das a él todo “amor” que crees tener? ¿Quedarías atascada en tus sentimientos de impotencia, enfermedades o maldición y amargaría la vida y a Dios por no realizar tu sueño? o ¿Serias capaz de aceptar un niño que fue engendrada en el vientre de otra persona? Difícil responder, ¿no es?

Una vez, escuche una madre decir a Dios que necesitaba encontrar sus hijos, porque ella sufría la falta de ellos y sabía que ellos también sentían la falta del amor de madre. Dios la escuchó y le dio una hija de corazón. ¡Este es el verdadero sentido de ser madre! Saber que tiene un amor tan grande que siente la falta de este niño, lo cual, muchas veces, viene de forma sorprendente.

Aline Rodrigues
Psicologa hace 10 año, posgrado en Psicoanálisis aplicada a la Salud Mental con formación en transtorno alimentación y MBA en gestión de personas.

Deja un comentario