Reciprocidad: ¿vamos hablar sobre cambio de sentimientos?

Reciprocidad es la base para una buena relación

Reciprocidad: una palabra que no escuchemos muchos decir por ahí, pero que se hizo presente a lo largo de nuestro día a día y de nuestra vida. Reciprocidad o cambio, mutualidad, correspondencia… Vamos hablar sobre el cambio de los buenos sentimientos.

Cuando escuchamos la expresión “La vida es una vía dupla”, eso habla un poco de este cambio, de este sentimiento presente en nuestra rutina. Un agradecimiento, una gentileza, un dialogo lleno de confianza entre las partes, un sentimiento de simpatía y cariño mutuo.

Foto ilustrativa: Hakase_ by Getty Images

La reciprocidad es importante, porque funciona como una base, un apoyo en las relaciones, sean ellos amorosos, profesionales o sociales. Y el sentimiento necesita venir del corazón, ser genuino. La reciproca realmente necesita ser verdadera. Las persona necesitan de lazos verdaderos y relaciones más sinceras. La correría de la vida, la presión de inmediato, las relaciones virtuales, todo eso puede llevar las personas para lejos del calor humano, de las charlas y cambios de sentimientos, de gestos, de mir en el ojo.

Realmente, gentileza engendra gentileza, amor engendra amor, confianza engendra confianza. Aún que, a lo largo de la vida, decepcionemos con las personas y situaciones, vale la pena abrirnos para las cosas buenas, engendrarnos dentro de nuestro corazón los buenos sentimientos que acaban por ‘huir’ en nuestras acciones. Todo eso contagia las personas y los ambientes donde estamos. Es un cambio real, un dar y recibir.

Para vivir ese sentimiento en la practica, podemos tomar algunas actitudes concretas como buscar ser una persona mejor, trabajar las emociones y los sentimientos buenos, desarrollar hábitos que contagian como sonreír más, dar gracias, saludar… Cosas pequeñas y sencillas, pero que tiene grandes efectos.

En las relaciones, la reciprocidad necesita estar presente tanto en la amistades, noviazgo y matrimonio. No conseguimos construir una relación sin cambio de sentimiento. Las personas pueden ser diferentes en la personalidad, como, por ejemplo, una ser más timida y la otra más extrovertida, pero si en el corazón hay sentimiento reciproco, el amor y el respeto, la relación tiene base tiene donde apoyarse. Es como una estructura de dos pernas, si una esta rota o falta, todo desmorona.

Las relaciones necesitan ser enteras, con cambios mutuas de amor, fidelidad y respeto. No es utopía. No es irreal. Es verdadero, ocurre. Y comienza dentro de cada uno de nosotros. Comienza en ti y tu derramas como semillas al viento. Y el primer a coger los frutos de los buenos sentimientos recíprocos somos nosotros mismos.

Lee más:
.:¿Sera que el matrimonio esta fuera de moda?
.:Prisioneros de las emociones
.:Comprenda el amor entre los hombres y los animales

Paulo Victor y Letícia Dias
Cirujano dentista de formación, Paulo Victor fue miembro de la Comunidad Canción Nueva como presentado, locutor y radialista. Actualmente, él vive en Campo Grande (MS). Es empresario y casado con Letícia Dias. Letícia Dias es Gerente de Contenido y estudiante de Letras/Libras como foco en la Educación Especial. Fue miembro de la Comunidad Canción Nueva como presentadora de programas. Hoy, ella mantiene una agitada rutina familiar. Leticia tiene un hijo que nació con Síndrome de Down, y eso la rehace todos los días.

Deja un comentario