¿Sera que mis sentimientos son reales?

Ni siempre es fácil nombrar sentimientos en nuestra vida

Ya escuche muchas personas expresando la dificultad de reconocer emociones y sentimientos, de dar nombre a tales situaciones y de traducir no solo lo que siente, y sí en aquello que cree. Además, ni siempre es fácil nombrar sentimientos en nuestra vida. Por sentimientos, se entiende “estado de animo o disposición emocional sobre alguna cosa, o un hecho o una persona”. Cuando notamos que sentimos, es importante evaluar si existe o no las disfunciones cognitivas, es decir, se existen formas distorsionadas de darse cuenta del mundo.

Una de las situaciones que podemos vivir es la de interpretar los hechos de forma extremista, esto es, todo o nada, olvidando de las salidas y llegadas. Los sentimientos traen una influencia directa del historio de vida de la persona, incluyendo en este histórico, las cosas en que ella cree, bien como las experiencia que tiene. Y, de esta forma, cada persona tiene una reacción diferente delante de las situaciones.

Foto: Wesley Almeida/cancionnueva.com.es

Cuando analizamos la forma de pensar y sentir de las personas que viven la depresión, por ejemplo, notamos que existe, en muchas situaciones, una tendencia para hacer solo generalizaciones negativas exageradas, que ni siempre condicen con la realidad. Pero cuando vamos además de lo que sienten y creen, puede haber una interpretación bastante intensa del hecho que puede llevar estas personas a un sufrimiento aún mayor.

“Cuando estamos preocupados, deprimidos o nerviosos, quedamos inclinados a pensar de forma tendenciosa y distorsionada. Distorsiones cognitivas o distorsiones de pensamiento, pueden convertirlo propenso a mirar las cosa de la peor forma posible” (Leahy, 2007).

Para dejar más claro ese concepto, podemos ejemplificar algunos tipos de distorsiones cognitiva:

  • Imaginar que las cosas van ser en el futuro, aún sin una evidencia concreta;
  • Creer que las personas no te aceptan;
  • Descalificarse y no considerar sus aspectos positivos;
  • Pensar en debilidad para todas sus acciones;
  • Prever un futuro catastrófico;
  • Quedar preso a pensamientos y sentimientos del pasado;
  • Dificultades para contradecir pensamientos negativos.

Darse cuenta distorsiones en su forma de pensar, es posibles contestar ese padrones negativos, observando lo que hay contra y a favor del pensamiento y de los sentimientos que tu tiene, dando otras alternativas más positivas a la situación. “El principal es darse cuenta que tu puede estar utilizando las mismas distorsiones cognitivas repetidamente. Por ejemplo, si ves catástrofes, entonces, puede ponerse a las cosas en perspectiva al verificar con frecuencia nada de malo ocurre” (Leahy, 2007).

Analizar la situación

Ni siempre es facil reconocer lo que sentimos y, especialmente, nos sentimos bien en al expresión verdadera de las situaciones. En un ambiente de terapia, recibir y acoger estas emociones son partes del proceso, lo que ni siempre ocurre en día a día. Mismo así, podemos mirar para dentro de sí en búsqueda de una percepción más apurada de aquello que vivimos y sentimos.

Lee más:
.:Depresión: ¿cuál camino seguir?
.:Una receta para la depresión
.:La salud del cristiano se ve con la alegría

Toda expresión emocional es digna de importancia y consideración, pero es muy importante pensar que, cuando tenemos una interpretación tendenciosa de un hecho, podemos construir una realidad basada en algo unicamente imaginario y distinto. Estas interpretaciones tendenciosas pueden , incluso mismo, hacer con que miramos, por ejemplo, una posibilidad de noviazgo en una relación que es unicamente fraternal.

Otra situación que puede ocurrir es que el sentimiento acompañado de una emoción exagerada, pueden traer una visión poco realista y extremamente disfuncional. No se trata de descalificar totalmente nuestros sentimientos, sean ellos lo que sea, pero si las lentes que se dan cuenta que mundo no esta centrada, habrá un gran riesgo de estos sentimientos y emociones no va ser saludables. En este proceso, la mirada para dentro y fuera de sí, además de, mirar alrededor poniendo los pies seguros en realidad puede mucho colaborar.

Conozca:
.:Liturgia cotidiana
.:Homilia cotidiana

Elaine Ribeiro dos Santos
Psicóloga Clínica y Organizacional, colaboradora de la Comunidad Canción Nueva

Deja un comentario