sexualidad, relaciones y vida de oración

03/08/2017

La relación sexualidad, relaciones y vida de oración

Para cultivar la castidad, la pureza y la santidad, la base de su casa necesita ser la vida de oración, como una planta que recibe de su raíz vida, fuerza y vigor. Es importante entender la relación de sexualidad, relación y vida de oración.

Esta vida no sucede con una oración, con un Rosario a veces e yendo a la Misa solo a los domingos. Para hombres y mujeres que asumen el compromiso de conversión, no es más posible ir a las Misas solo los domingos. Con la sed de Dios que tenemos, necesitamos buscar otras oportunidades para recibir el alimento que nos guarda y nos prepara para el cielo: la Eucaristía.

Foto: Daniel Mafra/cancionnueva.com.es

Foto: Daniel Mafra/cancionnueva.com.es

La confesión necesita suceder siempre que necesario. Después que nos encontramos con Dios, no podemos continuar teniendo ideas como: “No voy confesarme, porque el padre es un pecador como yo”. Lo que importa es la gracia que la Iglesia concedió a aquel hombre de Dios por medio del sacramento de la orden, dándole, en nombre de Dios y de la Iglesia, el poder para perdonar nuestros pecados.

Durante algún tiempo, llevé mi vida confesándome todo mes. Después, vi que era hipocresía de mi parte, porque debería confesarme siempre que necesario, y no esperar completar un mes para hacerlo.

Aprendí que aquel que se confiesa el mismo pecado varias veces, hace años, no es un débil, pero un luchador, que esta aguantando firme. Continua confesando y recibiendo la sanación que necesitas. Débil es quien se aleja de la confesión, porque no tiene coraje suficiente para acusarse delante de Dios, que es amor. Si no tomamos cuidado, vamos llevando nuestra espiritualidad de cualquier forma.

La necesidad de tener una vida de oración

Inventamos mil motivos para no tener profundidad de nuestra vida espiritual, que es, de hecho, lo que no da sustento. La buena semilla que recibimos necesita ser cuidada, y la primera cosa para hacer es solucionar nuestra vida de oración.

Nuestra vida de oración necesita ser creciente. ¡Basta de altibajos! Necesitamos decidir lo que queremos hacer con el Dios de nuestra vida.

Yo no duermo sin la Palabra de Dios, es una regla para mí. Puedo estar extremamente cansado, sea por cualquier motivo, en mi casa no tiene cama sin Biblia. La decisión de tener una vida de oración cambia radicalmente nuestra vida.

Lee más:
.:En el silencio de la oración grandes cosas nacen en nuestra vida
.:Papa indica silencio y oración para entender signos de los tiempos
.:El silencio es tan terapéutico como expresar

No piense que ya estamos suficientemente fuertes para afrontar este mundo en que vivimos. Creo en la espiritualidad que nos hace crecer cuando nos enseña a apagar la televisión e ir para el cuarto rezar con la Biblia. Creo en la espiritualidad cuando un amigo llama y dice: “¿Vamos salir? ¡Va tener un programa bueno! Después dormimos en la casa de un amigo”, pero yo le hablo: “Lo siento, pero aún no hice mis estudios bíblicos. Podría ir, pero; ¿puedo dejar para otra semana?”. Tal vez podemos perder ese amigo, pero no creo en ninguna otra espiritualidad que no crezca de esta forma.

Dios toca en lo que, de hecho, nos hace felices: nuestra capacidad de amar. Tu debe conocer personas que tienen mucho dinero, muchos bienes, pero que no volvieron amor, por eso son frustradas e infelices. Debe conocer también personas muy simples, algunas sin dinero, que tuvieron una vida pobre materialmente ni tuvieron lo que comer, pero fueron amadas y son personas integras. Tu debes conocer muchas personas que conocieron el mundo entero, viajaron, hablan cinco idiomas y conversan sobre muchos asuntos, pero que no tienen el brillo en los ojos ni la sonrisa en los labios. Estas personas no hicieron la experiencia del amor.

Si tu has tenido afecto, generando así carencias, y con eso sucedieron las experiencias sexuales con personas del mismo sexo, despertando en ti ese interés, sepa que la lucha es grande. El mundo manda hacer su opción porque tu eres libre. Es una presión enorme sobre su persona. Pero, es necesario entender que tu intima decisión de buscar la cura es fundamental. No importa el fondo del pozo en el cual te encuentras es necesario decidirse.

No tenga miedo y alejarse de las personas que alimentan en ti todo y cualquier desgracia en tu afectividad y sexualidad. Tu lucha va ser enorme, pero también así va ser tu corona.

Ricardo Sá,
Miembro de la Comunidad Canción Nueva

Comentarios