Tips para no mimar los hijos

Enseñar el significado del ‘no’ ayuda a los hijos en la vida

En los días de hoy, donde las facilidades son muchas, surge una duda en la educación de los hijos: será que los padres equilibran bien las responsabilidades y los cariños o crean pequeños déspotas que están presos a su propio ombligo, con probabilidades de que se conviertan en un adulto inmaduro, mimado y egoísta. Por otro lado, existen padres que exigen demasiado y transforman los niños en adultos prematuros, que pasan el resto de su vida en búsqueda de su infancia perdida.

Enseñar el significado del 'no' ayuda a los hijos para la vida

La regla básica de la convivencia y no ceder a todas los antojos e imponer límites, por ejemplo, cuando vamos a un shopping y los niños quieren comprar. Cuidado para no comprar todo lo que quiere o tendrás la obligación de comprar algo siempre que salgas. Sin embargo, eso no impide que en algunos momentos específicos, puedas comprar algo, cuando el presupuesto y el comportamiento del niño lo permitan.

.: Entienda el NO de Dios 

Una técnica importante es que los niños tengan propina y sean conscientizados de que, si gastan todo, la próxima vez no tendrán dinero para comprar; esta es una forma de entrenar para el consumo adulto consciente.

Los hijos son especialistas en chantaje y aprenden a reconocer los puntos débiles de los padres, por lo tanto, mantengase firme en lo que no se puede negociar.

Enseñar el significado del “no” ayuda los hijos en la vida. Los padres necesitan ser persistentes porque la estrategia de los hijos es cansar a los padres, para que ellos cedan. Entonces mantén tu “no”. No se sienta culpable por no poder dar algo material. Todo eso pasa, lo que no puede faltar es el amor, el cariño y el apoyo familiar.

En el modelo antiguo, los padres decían no y se alejaban, hoy los padres dan muchas explicaciones. No se disculpe por cumplir normas. Es necesario dialogar para que puedan entender los motivos, pero necesitan entender que necesitan aceptar la autoridad de los padres. Como ejemplo, una madre explica que el niño no puede tomar helado antes de almorzar, porque quita el apetito. Eso no siempre es comprendido, pero necesita ser aceptado.

Un punto importante es preparar al hijo para el mundo. Si los padres les entregan todo en su mano, tendrán dificultades para adquirir autonomía en cosas mayores, porque ya no tiene en las menores. El mercado actual necesita de sobrevivientes, por lo tanto, además de la autonomía es necesario poner valores para que puedan ser autónomos sin perder la noción de respeto por el otro.

Una pregunta que no para en el corazón de las madres es cual es la cantidad de responsabilidad que pueden dar a sus hijos. Un atleta no comienza levantando grandes pesos, sino la medida que vamos entrenando con pequeños pesos, va creando musculatura para más peso. Con los hijos no es diferente, comience dando pequeñas tareas  como recoger y guardar el juguete utilizado; a medida que ellos van creciendo, aumenta las responsabilidades.

Es importante enseñarles a reconocer los puntos positivos de las obligaciones que son cumplidas con eficiencia. porque eso refuerza el comportamiento positivo. Los padres necesitan de una advertencia: ni todo necesita de un elogio, porque, cuando el hijo crece, tendrá que hacer actividades que no siempre serán reconocidas por los demás, pero es importante que sigan haciendo.

La convivencia diaria puede ser una fuente inagotable de aprendizaje, por eso necesitan utilizar las situaciones cotidianas, sean ellas buenas o malas, para enseñar como vivir en comunidad, desarrollar la madurez y afectividad de los hijos.

.:Se amigo de los amigos de tus hijos

Traducción y Adaptación: Thaís Rufino de Azevedo

Angela Abdo
Coordinadora de grupo de madres que rezan por los hijos de la Paroquia San Camilo de Lelis (ES) y asesora en el Estudio de las Directrices para la RCC Nacional

Deja un comentario