Hijos son alegría de la familia y de la sociedad, dijo el Papa

En su catequesis sobre la familia, Francisco reflexionó hoy sobre los hijos, un presente que revela la dimensión más gratuita del amor; una sociedad sin hijos son deprimidas, dijo

Hijos son alegría de la familia y de la sociedad dijo el Papa 1

Siguiendo en el ciclo de la catequesis sobre familia, el Papa Francisco reflexionó este miércoles 11, sobre los hijos. El Santo Padre ya había hablado de las madres y de los padres, y hoy ofreció una reflexión sobre el gran don que los hijos son para la familia y para la sociedad como un todo.

“Los hijos son la alegría de la familia y de la sociedad, no es un problema de biología reproductiva, una forma de realizarse, ni tampoco una propiedad de los padres; los hijos son un don, un regalo”.

Según el Papa, ser hijo, en el proyecto de Dios, es llevar consigo la memoria y la esperanza de un amor que realizó a sí mismo dando la vida a otro ser humano. Y cada hijo es único para los padres. Como ejemplo, recordó a su propia familia: él contó que su madre, cuando era cuestionada sobre cual era su hijo favorito, decía que sus cinco hijos eran como sus cinco dedos, cualquier persona que le fuera quitada le haría falta. “Los hijos son diferentes, pero son todos hijos”, explicó el Pontífice.

Francisco destacó también que es en la profundidad del “ser hijo” que se descubre la dimensión más libre del amor, ya que los hijos son amados  aún antes de nacer. Un ejemplo de esto es el gesto de tantas mujeres embarazadas, en la Plaza San Pedro, que piden que el Papa bendiga tus vientres.

Los hijos, a su vez, resaltó el Papa, debemos reconocer los valores y honrar al padre y la madre, como enseña el cuarto mandamiento, que contiene algo de sagrado, de divino y está en la raíz de todo tipo de respeto entre los hombres. “Una sociedad de hijos que no honran los padres es una sociedad sin honor; cuando no se tiene honor por los padres se pierde el propio honor”.

Sociedad sin hijos

El Pontífice también mencionó en la catequesis la realidad de padres que no quieren tener hijos. Según él, una sociedad que no quiere ser rodeada por los hijos, porque los considera un peso o una preocupación, es una sociedad deprimida.

Él citó, por ejemplo, la realidad de Europa, donde la tasa de nacimiento no llega a 1%. En este contexto, citó la encíclica Humanae vitae, de Pablo VI, que decía que tener más hijos no puede convertirse automáticamente en una decisión irresponsable. Pero no tener hijos es una opción egoísta. “La vida rejuvenece y conquista energía multiplicándose”, dijo Francisco.

Al el final de las reflexiones, Francisco expresó su satisfacción al ver tantos padres y madres levantando a sus hijos en la Plaza San Pedro para que sean bendecidos. Este es un acto casi divino, dijo el Papa. “Gracias por hacer eso”, Concluyó.

.:Lee aquí más homilías del Papa Francisco

Traducción y Adaptación: Thaís Rufino de Azevedo

De la Redacción
Fuente: Papa Canção Nova

Deja un comentario