Las principales opciones femeninas en cada área de la vida

29/12/2014

Pasamos mucho tiempo de nuestra vida  identificándonos con cosas que, en realidad, no revelan quien somos

¿Con qué cosas o personas me identifico?

El sentido de nuestra vida siempre está relacionado a esta pregunta: “¿Por qué cosas yo seria capaz de dar la vida? Cuando conseguimos responder esta pregunta, es porque ya sabemos cual es el sentido mayor de nuestra existencia en este mundo. Un sentido que íbamos a llevar con nosotros por toda la eternidad.

Las principales opciones femeninas en cada área de la vida 1

Para eso, la mujer debe trabajar fuertemente la formación de su voluntad, porque esta es la facultad del alma que le será particularmente útil en la perseverancia del bien y en su vocación.

Por lo tanto, es fundamental que tengamos los ojos siempre volcados para Dios, pidiendole ayuda para conseguir vivir a partir de un centro mayor y no vivir en la periferia de la vida.

Con tantas llamadas y distracciones, en este mundo, es muy fácil que la mujer pierda su esencia, se ocupade y preocupe con cosas de la periferia de la vida, con cosas que hacen que gaste su tiempo y consuma, pero que no se refiere a lo que ella es. Muchas veces, son las decisiones que nos roban la esencia y nos separan de nuestra verdadera vocación.

El mundo necesita de la mujer en la figura de madre, de esposa, de profesional, de consagrada que hace de su obra un don de si misma, que genera y da la vida a todos que se cruzan por su camino.

Por eso, en todos los momentos, todos los días, en cada nueva situación, debemos pedir a Dios un corazón consciente.

La mujer es aquella que lleva dentro de sí la capacidad de restaurar en el mundo aquello que es más urgente y necesario: la conciencia de la humanidad sobre el don precioso que es la vida. Es ella la mediadora de los misterios de la eternidad que se encuentra en cada ser humano.

La mujer esta destinada a ofertar la familia, la sociedad y la Iglesia algo que es propio y característico, que solo ella puede dar. Ella no puede realizar su vocación y su llamado más profundo si no reconoce la importancia de su contribución insustituible todos los días en la creación de la humanidad.

Y cualquier intento de eliminar ese don seria un desastre no solo para el sexo femenino, sino antes de todo, para la humanidad. La mujer es un mito de creación divina, y su misión, vocación , realización y todo su ser esta fundado en el acto de donar al mundo un bello, fecundo y genuino amor de madre.

Meditando el misterio bíblico de mujer, condensado en María, todas las mujeres encuentren a si mismas a la plenitud de su vocación.

.:Vocación del ser femenino
.:Señales de codependencia afectiva en las mujeres

Traducción y Adaptación: Thaís Rufino de Azevedo

Judith Dipp
Formada en Psicologia, Judith fue cofundadora de la Comunidad de Alianza Madre de la Ternura y voluntaria en un centro de Atendimiento y Consejo para Mujeres

Comentarios