Los 10 mandamientos para el Año Nuevo

Necesitamos vivir con amor, porque así la vida vale la pena

Foto: FG Trade by GettyImages

Siempre que un nuevo año comienza, queremos renovar nuestra vida y nuestras esperanzas. Año nuevo es vida nueva pero ¿cómo debemos vivirlo? Pensando en eso, mientras estaba rezando y preparando esta prédica, elaboré los 10 mandamientos de Año Nuevo:

1 – Viva con fe
2 – Viva con amor
3 – Respeta a los otros
4 – Sé optimista
5 – Entiende el valor que tienes
6 – Cree en tí
7 – Vence la envidia
8 – Construye un mundo nuevo
9 – No quieras sacar ventaja en todo
10 – Vence la pereza

Debemos vivir con fe porque quien no se entrega a Dios es un bobo. La cosa más inteligente del mundo es que entregues tu vida al Señor. Vivir con fe no significa tener una vida sin dificultades ni sufrimientos, tener confianza en Cristo es tener fuerza para vivir y enfrentar estas situaciones.

San Juan dice que nuestra victoria es tener fe, porque con ella vencemos el mal y todo sufrimiento. Dios es el conductor del tren de nuestra vida, por lo tanto, dejemos que Él nos lleve y nos conduzca. Nuestra fe necesita ser abandonada en Dios, porque Él es el conductor de nuestra vida. Debemos dejar que Dios actúe en nosotros. No sabemos los designios de Cristo, porque no los entendemos ni comprendemos. Por eso San Pablo dice que debemos dar gracias en todas las situaciones.

Nosotros no sabemos lo que es bueno o malo para nuestras vidas, quien lo sabe es Cristo; por lo tanto, debemos agradecer en la hora de la gloria y de las lágrimas. En Dios no hay maldad, al contrario, Él es especialista en transformar el mal en bien, así como Él tomó el pecado del mundo y lo transformó en salvación.

Necesitamos vivir con amor, porque así la vida vale la pena. Por eso el Señor nos amó mucho y no hay mayor amor del que da la vida por el hermano. El amor es capaz de hacer la diferencia.

Es necesario respetar a las personas y no dejar sus almas arrugadas, es preciso tratar a todos con gran amor y respeto. Debemos ser optimistas.

¿Qué quiere Dios de nosotros? Él nos destinó para que seamos imagen y semejanza de Cristo. Dios Padre quiere ver en cada uno de nosotros a su Hijo amado; por lo tanto, la mayor gloria que podemos tener es que Dios nos mire y pueda ver a Su Hijo. No nos podemos mirar y decir que no valemos nada, o sea, debemos creer en nosotros, porque somos Hijos del Padre. Lo importante es invisible a los ojos, porque lo que es visible acaba.

Nunca podemos dejar que la envidia se apodere de nuestro corazón porque destruirá nuestra alma. No podemos ser envidiosos y querer lo que los demás tienen. Para vencer ese mal tenemos que agradecer a Dios por lo que la otra persona ha conseguido. No deja que la envidia se apodere de tu corazón este año. Comienza el 2014 dejando la envidia de lado.

Estamos acostumbrados a decir que el mundo está mal, pero muchos de nosotros no realizan ningún gesto para cambiar el mundo. A veces, pensamos que el mundo está podrido, pero es nuestro corazón el que debe estar sucio. Debemos construir un hombre bueno para tener un mundo mejor.

No podemos sacar provecho de todo, necesitamos ser honestos. Muchas veces, la persona puede no saber que la estamos engañando, pero Dios sabe.

Para terminar, tenemos que vencer la pereza, uno de los siete pecados capitales, porque es terrible y tiene un poder destructor. Dios no ayuda al perezoso, sino al que madruga.

En este año, pide a Dios la gracia de vivir todos estos mandamientos.

Lee más: 
.:Año nuevo, hombre nuevo
.:Motivaciones para un Año Nuevo
.:Actitudes positivas para este nuevo año

Traducción: @ExequielAlvarez
Profesor Felipe Aquino (Prédica durante el Campamento de “Año Nuevo”)

Deja un comentario