Amigos en profundidad

“Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando.” (Juan 15, 14). Los amigos se conocen en profundidad. Cuanto más conozco al Señor, más soy amigo Suyo y entiendo la belleza de Su Palabra. Por lo tanto, no puedo dejar de reconocer que el mejor camino es Cristo y Su Cruz. Sería una traición hacer el opuesto, pero amo tanto al Divino Amigo que jamás me gustaría hacer eso.

¿Y qué nos manda hacer el Señor? “Que os améis los unos a los otros como yo os he amado” (Juan 15, 12). Es amor que se dona a si mismo, capaz de sacrificarse por el otro. Amor que se hace en acciones, palabras, en la sonrisa y en la mirada, que no hace falta retribuición y hace que el otro se sienta amado y libre, como lo hizo Cristo en la Cruz. Amor que quiere el bien del otro y la gloria de Dios más que a sus propios intereses. ¿Qué piensas de amar así hoy?

¡Dios te bendiga!

Tu hermano,
Paulo Sérgio

 

::Hable con Dios sobre alguien

::Hable con Dios

Deja un comentario