Corazón modelado por la fuerza del espíritu santo

Todo aquel que busca a Cristo necesita tener un corazón que acepta ser modelado por la fuerza del espíritu santo.

Es necesario entender que, en la busca de Cristo, vamos pasar por varios momentos, y en cada uno de ellos seremos modelados y lapidados de forma perfecta, pues quien modela y lápida es el próprio Cristo por la fuerza del Espíritu Santo.

“Sed sumiso unos a otros, en el temor de Cristo” (Efesios 5,21). La sumisión al Señor es el acto más importante en la búsqueda de Cristo, entonces, necesitamos aceptar ser modelados, lapidados y transformados por el amor misericordioso del padre.

Saludos
Geraldo Garcia

 

Lea más:
::¿Cómo encarar los “no” que recibimos?
::La fe y la obediencia de María salvarán el mundo

Deja un comentario