¿Eres amigo de Dios?   

¿Eres amigo de Dios? ¿Cómo está tu amistad con Él? Es a un amigo que le revelamos los secretos de nuestro corazón, nuestra intimidad. Es con un amigo que compartimos alegrías y penas, luchas y victorias. El amigo nos conoce de una manera especial. Nuestra cara siempre es distinta para él que para otras personas. Jesús llama a Sus amigos al monte Tabor y allí les revela secretos y les da una nueva mirada en su rostro: se transfigura y les revela su gloria. Solo los amigos fueron invitados. ¿Y tu? ¿Tienes un corazón unido con el Amigo Divino para escuchar lo que Él tiene que decir? ¿Qué tal acercarse, a través de la oración a lo largo de este día, al Amigo que te espera ansioso?

Dios bendiga tu ascenso a la montaña!

Su hermano,
Paulo Sergio

Deja un comentario