¿Por qué esperar para mañana? Ama hoy! 

“No tardes en volver para el Señor y no tardes de un día para el otro”  (Ecl 5,8). Y si hoy fuera el último día de tu vida? Como viverias? Estuviera volviendo para Dios como de debería y pronto para encontrarlo? no? Santa Teresa encontró el secreto para vivir bien y en santidad: “Tú lo sabes, mi Dios, para amarte en la tierra, solo tengo el día de hoy!”. Tenemos la tendencia de dejar para mañana lo que es exigente. Amar a Dios es comúnmente una de estas necesidades diferidas. Eso porque el amor a Dios es simple, pero también exigente. Es amar al hermano en la práctica y cada pequeña acción de la vida se hace con amor. No es fácil ni superficial. El amor verdadero exige sacrificio. Pero solo existe un día para tentarlo: hoy! Solo existe un día para recomenzar: hoy. Solo es santo quien ama de verdad, y quien ama es feliz. Solo existe un día para que seamos santos y felices: hoy. 

¿Por qué dejar para mañana?


Santa Teresita a del niño Jesús y de la Santa Faz, ruega por nosotros! 

Su hermano,
Paulo Sérgio

 

 

Lea más: 

::Perdonar a si mismo es el primero paso para la felicidad
::¿Ser soltero es señal de tener una vocación mal sucedida?

Deja un comentario