Herencias

No podemos olvidarnos de que nuestro padre guarda la herencia para el hijo y, en el debido momento, él entrega su herencia.

Fe, esperanza y caridad son herencias que recibimos de Dios padre, son partes de la herencia que no son concedidas en el momento presente para mantenernos firmes y seremos fuertes en la vida, una vida que necesita estar volvida para Él Señor.

Necesitamos pedir el bautismo en el Espíritu para que esta herencia penetre en nuestra ama y no sea olvidada. Así disenos San Pablo: Con efecto, ustedes son hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús. (Gálatas 3,26)

Saludos
Geraldo Garcia.

 

:: No pierdas la esperanza

::Invita a Jesús a tu hogar en esta cuarentena

Deja un comentario