La fidelidad nace en un corazón que se lanza a Dios

La fidelidad se encuentra en un corazón dispuesto a Dios, no se resume en obras y trabajos específicos o apenas deberes comprimidos. Ella nace de un corazón que se lanza a Dios, conociendo tus inconsistencias, limitaciones y fragilidades, y tiene la corage de romper con todo aquello que es apenas natural y se lanza al sobrenatural que es la propia fuerza de Dios en nuestra vida. 

Para avanzar en determinadas realidades, muchas veces, no tenemos fuerzas humanas, pero sabemos que Dios enséñanos que para todo necesitamos tener disponibilidad de corazón y ser aquel que, mismo en medio de las imperfecciones del camino, de las situaciones o hasta de las infidelidades, retoma el camino a la fidelidad, sabiendo que la fidelidad nace de un corazón dispuesto a la acción de Dios. 

Recuperar en las pequeñas cosas este corazón disponible a Dios, y sea realmente fiel. 

Dios te bendiga
Vitor Hugo

Deja un comentario