¡Las misericordias del Señor se renuevan a cada mañana!

“Los favores de Dios no terminaran, su misericordia no se ha esgotado, ellas se renuevan a cada mañana, grande es su fidelidad” (Lamentaciones 22-23) 

Miremos los pequeños detalles: Dios es sencillo, amoroso, compasivo, bueno,  providente. Nosotros lo contemplamos en las situaciones y en la naturaleza. Que alegría pertenecemos a Él, y de experimentarlos su misericordia, su cuidado, su zelo, puedan invadir nuestros corazones. 

Foto Pexels.com

A ejemplo de Santa Faustina Kowalska, la apóstol de la misericordia, quien supo experimentar con abundancia, las gracias que fluyen del corazón de Jesús, también podemos estar abiertos para recibir grandes gracias a la forma que confiamos. 

Alegremo Nos, todavia a las misericórdias del Señor que se renuevan todos los días. Busquemos confiar cada vez más, en su misericórdia. 

 

¡Dios te bendiga!
Thuany Pinheiro

 

:Amistad que permanecen

Tips para adaptar el trabajo de oficina en casa

Deja un comentario