Consagrados a la Virgen María

Este es el momento que necesitas estar en Dios y ser consagrado a la Virgen María. Lo que tú estas viviendo ya es consecuencia de lo que ha sucedido. La Santísima Virgen María ya aplasto la cabeza de la serpiente, y esta dando sus últimos saltos. La agitación de las ciudades estados, naciones, no es mas que las últimas agonías de la serpiente.

Necesitamos asumir lo que el Beato Juan Pablo II dijo: “No temas”. Necesitas estar en Dios y asumir como alguien consagrado a la Virgen María. Este seguro que el Todopoderoso no nos abandona, por el contrario, está mas cerca de nosotros. La Virgen María también, estará en tu vida, en tu hogar y en tu familia.

Dios va hacer una limpieza en tu vida. ¡Y cuando esto suceder, es necesario aguantar firme! No podemos predecir el futuro sembrando miedo. Eso no nos llevará a ninguna parte.

Más que nunca, es necesario vivir como consagrados y hijos de María. Ella cuida de cada uno de nosotros. ¡Ella nunca falla!

¡Dios te bendiga!

Monseñor Jonas Abib
Fundador de la Comunidad Canción Nueva

Deja un comentario