Creamos que Dios nos ama

19/07/2017

El Señor quiere que creamos en su amor hacia nosotros

Foto: andrej_k by Getty Images

Foto: andrej_k by Getty Images

Debemos creer, verdaderamente, en el amor de Él por nosotros, que es padre y cuya bondad no tiene fin y su amor por nosotros es sin igual. Bien en el fondo, creemos en el amor de Dios, pero apenas en aquel amor de una forma genérica. sin embargo, cuando se trata de creer en el amor de Dios, que es personal, hay un tipo de cortina, de sombra, que envuelve nuestra mente y nuestro corazón, atrapándonos e impidiéndonos creer en ese amor. Tal cortina y sombra es el resultado de nuestra propia manera de pensar y actuar, de la acción diabólica, más allá de la mala educación recibida.

Hemos dado mucho más importancia a nuestros defectos, a nuestras fallas, flaquezas, pecados, incapacidades e infidelidades que al amor de Dios. Todos nosotros cargamos un fardo pesado por considerarnos como un patito feo en medio de los otros.

El Señor ama, hace maravillas, es bueno y concede gracias, pero es como se hubiera una reserva en nuestro interior. En esa hora, somos envueltos por la sombra, por la cortina. Él es un padre dispuesto a ayudar, a curar nuestras heridas y socorrer a los que están “heridos”.

Lee más:
.:El amor de Dios lo transforma todo
.:La justicia que pasa por el Amor
.:¿El amor tiene precio?

Tu hermano,
Monseñor Jonas Abib
Fundador de la Comunidad Canción Nueva

Comentarios